Sección Historia

Argentina, su historia.
Antes de convertirse en un estado moderno, antes incluso de la colonización encabezada por la conquista española, el territorio argentino estaba habitado por comunidades indígenas nómades. La llegada de Colón en 1492 marcó el inicio de la colonización española. El Virreinato del Río de La Plata creado en 1776 formalizó la instalación del gobierno colonial, pero la decadencia del imperio español y su fracaso en la competencia mercantil con Portugal e Inglaterra marcaron el desmembramiento del virreinato, dando lugar al proceso de emancipación nacional. La revolución del 25 de mayo de 1810 consagró el fin de la colonia y los ensayos de las primeras formas de gobierno independiente que tuvieron lugar hasta 1816.

El 9 de julio de 1816 el Congreso de Tucumán proclamó la independencia de las Provincias Unidas de América del Sur y dictó el Estatuto Provisional de 1816, el Reglamento Provisorio de 1817 y la Constitución de las Provincias Unidas de Sudamérica en 1819.

Si bien adoptó la división tripartita de poderes, la constitución de 1819 no establecía la forma de gobierno y estaba proyectada de manera tal que podía adaptarse a un sistema monárquico. Varios congresales intentaban negociar la coronación de un príncipe en el Río de la Plata. La carta magna era un valor en disputa, y fue rechazada por su propuesta centralizadora, pero había comenzado el proceso de transformación y pugna del moderno estado argentino.

Fundación de Buenos Aires

Fundación de Buenos Aires: Conclusiones

En un marco internacional donde las principales potencias de la época compiten por el liderazgo del poder político y económico, tuvo lugar la doble fundación de Buenos Aires. Aquí exponemos algunas conclusiones sobre la complicada trama de causas y consecuencias, similitudes y diferencias de las dos fundaciones de Buenos Aires, una ciudad única.

El drama en la fundación de la primera Buenos Aires

El drama de la fundación de la primera Buenos Aires

El horror del hambre y la muerte, en la fundación de la primera Buenos Aires, llegó a España en el recuerdo de los sobrevivientes. Sobre el se escribieron cartas, romances y poemas históricos. Ulrico Schmidl testigo privilegiado lo describe en su libro con estilo despojado. El inquisidor Martín del Barco Centenera relata el drama de la hambruna en un poema histórico, que pocos recuerdan pero cuyo título jamás se olvidó.

Segunda fundación de Buenos Aires

Segunda Fundación de Buenos Aires

La segunda fundación de Buenos Aires en 1580 vino desde el interior profundo del continente Americano. El impulso colonizador ibérico surgido en Asunción, vendría a echar raíces definitivas a orillas del Río de la Plata. Ya no importó la adversidad. Resistieron, lucharon, mezclaron su sangre con la de los pueblos originarios, y se arraigaron.

Primera fundación de Buenos Aires: llegada de los españoles al Río de la Plata

Primera fundación de Buenos Aires

La primera fundación de Buenos Aires en febrero de 1536, fue el principio de una aventura, que culminó con la mas flagrante derrota que sufriera el imperio español de Carlos V en las Indias Occidentales. Alucinados con la promesa del rico imperio del rey blanco y la Sierra de la Plata, e impulsados por su ambición, los conquistadores intentaban serrar el paso a los portugueses y apropiarse definitivamente de esta parte del mundo.

El Río de la Plata, su descubrimiento

Río de la Plata, su descubrimiento

El Río de la Plata y su historia a 500 años de su descubrimiento por Juan Díaz de Solís. La visión de los conquistadores españoles del gigantesco río que mas que río parecía mar. El descubrimiento de la ruta de la Plata. Lo que sobrevivió del mítico imperio colmado de riquezas del rey blanco y la Sierra de la Plata. Como la leyenda se transformó en el nombre de un accidente geográfico, único en el mundo por sus dimensiones.

hi3-bus-720x340

Estado moderno argentino

El siglo XIX dejó un esperado crecimiento económico y estabilidad política, dando origen al Estado Moderno Argentino. Olas inmigratorias crearon clases sociales y conformaron la identidad argentina. Las dictaduras más cruentas marcaron a fuego la actualidad del país.