General don José de San Martín: Biografía: Vida y obra

José de San Martín (1778-1850), fue un militar y estadista argentino. Libertador de Argentina, Chile y Perú de la dominación española. Impulsó y consolido a través de actividad política y sus campañas militares la Independencia de Argentina, y la emancipación continental americana.

Aquí, vamos a relatar la vida de San Martín desde su inicio en Yapeyú en 1778, hasta el fin de sus días en 1850, en Boulogne-sur-Mer, Francia. Por cierto, recorreremos su obra, el Plan Continental con las campañas libertadoras de Chile y Perú.

Leé más sobre el Plan Continental de San Martín >>

Biografía resumida de San Martín

¿Quién fue el general don José de San Martín?

José Francisco de San Martín y Matorras (Yapeyú, Virreinato del Río de la Plata, 25 de febrero de 1778 – Boulogne-sur-Mer, Francia, 17 de agosto de 1850) fue un militar y estadista argentino. Libertador de Argentina, Chile y Perú de la dominación española. Impulsó y consolido a través de actividad política y sus campañas militares la Independencia de Argentina, y la emancipación continental americana.

¿Dónde realizó sus estudios José de San Martín?

El pequeño José Francisco, junto a su familia embarca rumbo a Cádiz, España, el 6 de diciembre de 1783. Se radican en Málaga. Se cree, que comienza sus estudios en el Real Seminario de Nobles de Madrid y en la Escuela de Temporalidades de Málaga en 1786. A los once años, en 1789, San Martín, ingresa como cadete, al Regimiento de Infantería de Murcia. Combate primero, en el norte de África. Más tarde, contra la dominación napoleónica de España. Es así como participa en las batallas de Bailén y La Albuera. Es decir, que, desde los trece a los treinta y cuatro años, sirve al ejército español alcanzado el grado de teniente coronel. Permanece en España hasta 1811.

¿ Con quién se casa San Martín?

De la mano de Carlos María de Alvear se inserta en la sociedad porteña. Finalmente, se casa con Remedios de Escalada el 2 de noviembre de 1812. Ella tenía 15 y él 34 años. De este matrimonio nace Mercedes Tomasa de San Martín, el 24 de agosto de 1816 en Mendoza.

¿Qué hizo San Martín a su regreso a América?

José de San Martín, permaneció en el Río de la Plata desde 1812 hasta 1824, dedicado a la liberación de Argentina, Chile y Perú de la dominación española. Con 34 años, en 1812, tras una breve estadía en Londres, retorna a Buenos Aires. Crea por encargo del gobierno porteño el Regimiento de Granaderos a Caballo (16 de marzo de 1812), para la defensa de las riberas del Paraná. La batalla de San Lorenzo, el 3 de febrero de 1813, sería el bautismo de fuego. Esta es la única batalla que San Martín libraría en suelo argentino. Hacia 1814, después de ejercer brevemente la dirección del Ejercito del Norte en reemplazo del general Manuel Belgrano, entiende que no hay posibilidad de liberar el territorio por el Norte. Es entonces que decide su estrategia para lograr la Independencia: El Plan Continental.

¿Qué es el Plan Continental?

El Plan Continental, consiste en preparar un ejército en Mendoza, cruzar los Andes, liberar Chile, formar una flota, desembarcar en Lima y adueñarse del corazón del imperio español en América. Está inspirado en el Plan Maitland que conoce a su paso por Londres.

¿Cómo logra la independencia de Argentina, Chile y Perú?

José de San Martín delega en Martín Miguel de Güemes la defensa de la frontera Norte, y pone en marcha su Plan Continental para desalojar definitivamente las fuerzas realistas de América.
En agosto de 1814 es nombrado gobernador de Cuyo y prepara en Mendoza el Ejército de los Andes. En 1816 presiona en el Congreso de Tucumán para lograr la firma del Acta de la Independencia de Argentina. El cruce de los Andes rumbo a Chile, se inicia en enero de 1817. Vence en Chacabuco, el 12 de febrero de 1817. Es derrotado en Cancha Rayada el 19 de marzo de 1818, y obtiene la victoria definitiva en Maipú el 5 de abril de 1818, asegurando la independencia de Chile, proclamada el 12 de febrero de 1818.

El 20 de agosto de 1820 partió desde el puerto chileno de Valparaíso, la expedición libertadora. Toman Lima, San Martín declara la independencia de Perú el 28 de julio de 1821 y es nombrado Protector del Perú. Después del encuentro con Simón Bolívar en Guayaquil, 26 y 27 de julio de 1822, se retira del teatro de operaciones. San Martín deja a Bolívar la conducción de la guerra y vuelve a Lima. Renuncia a todos los cargos y se dirige a Chile. Regresa a Mendoza en 1823.

¿Por qué se exilia en Europa?

Por desavenencias con el poder político de turno, en 1824, marcha al exilio voluntario. Se embarca junto a Mercedes, rumbo a Europa, donde dedicaría sus energías al cuidado de su hija y familia. La última batalla ganada por nuestro ya anciano General durante su exilio, fue la resolución pacífica del bloqueo anglo francés. Conmemorando la Batalla de la Vuelta de Obligado (1845) el 20 de noviembre fue declarado Día de la Soberanía Nacional. Fallece el 17 de agosto de 1850 en Boulogne-sur-Mer, Francia, día en que los argentinos honramos su figura.

¿Cuál fue el legado de San Martín?

San Martín, fue mucho más que un soldado que estuvo 12 años al servicio de su patria. Se lo considera, entre los más notables políticos y estrategas de su tiempo. Su visión y accionar resultó fundamental para la liberación de América. Es un pilar esencial de la independencia americana. En Perú, se lo recuerda como el Fundador de la Libertad del Perú, el Fundador de la República, ó el Generalísimo de las Armas. Para los chilenos, fue el Capitán General ó El Gran Capitán. En nuestro país se lo llama El Libertador, El Padre de la Patria ó El Santo de la Espada.

Junto a otros patriotas americanos formados en Europa, San Martín, trajo desde España el sueño de la liberación del continente americano. Los ideales de San Martín, eran la libertad e independencia de los pueblos americanos, unidos en un destino común. Y, demostró a través de su gestión, estar despojado de todo interés personal. Seguramente una parte de su sueño, sigue siendo aún una asignatura pendiente. Nos referimos a la integración continental de América en un proyecto de unión y cooperación, que es un objetivo permanente de los países de la región.

Vida y obra completa de José de San Martín

Cronología

A continuación, te presentamos las etapas fundamentales de la vida y obra del Libertador, general don José de San Martín, en orden cronológico y temático:

Origen de la familia San Martín

Los San Martín provenían de España en el continente europeo.

El padre de José de San Martín, Juan de San Martín, era originario de Cervatos de la Cueza, en Palencia, España. Ejercía como militar a la Corona española. En 1774 fue nombrado gobernador del Departamento Yapeyú, en las Provincias Unidas del Rio de la Plata.

Su madre, Gregoria Matorras del Ser, había nacido en Paredes de Nava, también, en la provincia de Palencia, España.

Gregoria Matorras. Madre de San Martín. Retrato, detalle.
Gregoria Matorras
Juan de San Martín. Padre del Libertador. Retrato, detalle
Juan de San Martín

José Francisco nace en Yapeyú

José Francisco de San Martín y Matorras nace en Yapeyú, el 25 de febrero de 1778.

El pequeño José Francisco, era el menor de los hijos, del matrimonio del capitán don Juan de San Martín y Gregoria Matorras.

Don Juan, se desempeñaba desde 1774, como teniente gobernador de Yapeyú. Ésta, era una próspera localidad ganadera, del Virreinato del Río de la Plata. Está ubicada, en lo que es actualmente, la provincia de Corrientes. Frente a la ribera del Río Uruguay. Yapeyú, había sido fundada por los jesuitas en 1627. Esta orden religiosa, contribuyó al desarrollo de su economía regional. Luego de la expulsión de los jesuitas en 1767, la actividad decayó.

Durante esta época en Yapeyú, el pequeño José Francisco era cuidado por una niñera india, llamada Juana Cristaldo.

Casa de San Martín en Yapeyú. Monumento histórico
Casa de José de San Martín en Yapeyú

Hermanos de José Francisco

Los hijos del matrimonio, de Gregoria y Juan San Martín, fueron cinco:

María Elena (1771-1852), la hija mayor y única mujer, Manuel Tadeo (1772-1851) y Juan Fermín (1774-1822). Los tres hijos mayores, nacieron en Calera de Vacas, actual territorio uruguayo. Mientras que los dos menores, Justo Rufino (1776-1832) y José Francisco (1778-1850), nacieron en Yapeyú.

Traslado a Buenos Aires

La familia San Martín permanece en Buenos Aires entre 1781 y 1783.

Hacia 1781, el capitán Juan de San Martín, es nombrado para el cargo de instructor de oficiales de la unidad de voluntarios españoles, y la familia debe trasladarse a Buenos Aires.

Finalmente, Juan de San Martín, solicita su regreso a España, y poco después en 1783 se acepta su pedido.

Formación en Europa

José Francisco, junto a su familia embarca rumbo a Cádiz, España, el 6 de diciembre de 1783. Permanece en España hasta 1812.

Los San Martín, desembarcan de la fragata Santa Balbina. Se trasladan primero a Madrid y luego a Málaga. Allí, don Juan, se encargó de la dirección del regimiento de esa localidad.

No existe, información exacta, sobre los primeros estudios del pequeño José. Se supone, que, a partir de los ocho años, inició su aprendizaje en distintas disciplinas. Probablemente, en la escuela de Temporalidades, próxima a su casa. Otros historiadores, sostienen que fue en el Seminario de Nobles de Madrid.

La carrera militar de José de San Martín, se inicia tempranamente en 1789. Sirve al ejército español, durante más de veinte años. Es decir, que, desde los trece a los treinta y cuatro años, sirve al ejército español alcanzado el grado de teniente coronel.

Sin embargo, a pesar de haber luchado al servicio de la corona española, no olvida sus raíces hispanoamericanas. Es por ello, que, frente a los nuevos aires de libertad, que surgen en las colonias españolas en América renuncia al ejército español.

Inicia así, su participación en los grupos independentistas americanos en Europa. Se integra a la masonería, y a su paso por Gran Bretaña, se interioriza del Plan Maitland.

A continuación, los detalles de este período:

Carrera militar

A los once años, en 1789, San Martín, ingresa como cadete, al Regimiento de Infantería de Murcia. Desde, los trece a los treinta y cuatro años, sirve al ejército español.

Alcanza el grado de teniente coronel de caballería.

Al principio, participa en numerosos combates en España, y en el Norte de África. Luego, Entre 1791 y 1795, durante la guerra entre España y Francia, el joven San Martín se destacó en muchos combates como los de Orán, Pirineos y Rosellón. En este período, llega al grado de teniente segundo.

Posteriormente, fue distinguido con el grado capitán del Regimiento de Borbón. Finalmente, en la batalla de Bailén, de 19 de julio de 1808, al frente de veintiún hombres derrotó a las fuerzas napoleónicas. Esta contundente victoria, contra el ejército francés, permitió recuperar Madrid. La fuerza, fue honrada con la Medalla de Oro, de los Héroes de Bailén. Por su destacada actuación, San Martín, recibió el grado de teniente coronel, el 11 de agosto de 1808.

Tiempo después, se produce en las Provincias Unidas del Río de la Plata, la Revolución del 25 de mayo de 1810. San Martín, atento a los movimientos de emancipación americanos, solicita su retiro del ejército español, en ese mismo año.

También se puede consultar sobre este tema, el informe sobre las causas y consecuencias de la Revolución de Mayo >>

Independentistas americanos

En España, bajo el imperio de los Bonaparte, florecen los ideales de libertad e independencia, del movimiento de emancipación continental americano.

San Martín, adhiere a estas ideas y se inicia en las sociedades secretas, en la Logia Integridad de Cádiz. Luego de allí, pasó a la Logia Caballeros Racionales Nº 3 también en Cádiz. Esta última fundada en 1802.

Francisco de Miranda, prócer venezolano, retrato, detalle
Francisco de Miranda

Junto a otros independentistas chilenos y argentinos, fundan la Logia Lautaro en Cádiz, en 1811. Ésta surge, como una rama de la Logia Gran Reunión Americana o Logia de los Caballeros Racionales, creada por el prócer venezolano Francisco de Miranda, en Londres hacia 1798. Miranda, creía en la emancipación americana, con la ayuda de Gran Bretaña.

Conjuntamente con otros americanos, resuelven, como expresa San Martín:

regresar cada uno al país de nuestro nacimiento a fin de prestarle nuestro servicio en la lucha.

Con estas ideas en mente, los patriotas parten desde Cádiz hacia Londres, el 14 de septiembre de 1811.

Estadía en Londres

San Martin, pasa cuatro meses en Londres, en 1811, antes de venir al Río de la Plata, allí conoce el Plan Maitland.

En ese entonces, Gran Bretaña, estaba en plena Revolución Industrial. En efecto, se encuentran en plena efervescencia, las ideas económicas y políticas liberales.

Bajo estas circunstancias, es que toma contacto con los miembros de la Logia Gran Reunión Americana, también llamada Gran Hermandad Americana.

Contacto con la Logia Gran Reunión Americana

Don José de San Martín, se reúne con los patriotas americanos en la casa del venezolano Francisco de Miranda.

Cuando nos referimos en párrafos anteriores a los independentistas americanos y su actividad en las logias, explicamos el origen en Londres de la Logia Gran Reunión Americana o Logia de los Caballeros Racionales.

Por lo tanto, una vez en Inglaterra, San Martín contactó a los patriotas, que se reunían en la casa del prócer venezolano Francisco de Miranda. Allí, San Martín, se encontró con sudamericanos, como Andrés Bello, de Venezuela; Agustín de Iturbide, de México; Carlos María de Alvear, José Matías Zapiola y Tomás Guido de Buenos Aires, Argentina.

Andrés Bello, prócer venezolano, retrato, detalle.
Andrés Bello
Carlos María de Alvear, retrato, detalle
Carlos María de Alvear

Amistad con soldados escoceses

El Libertador se encuentra en Londres con sus camaradas de armas James Duff y Charles Stuart miembros del gobierno británico.

También hay que recordar, que España e Inglaterra, si bien competían por el dominio de los mares, eran aliadas en contra de Francia. Por tanto, San Martin peleó en la batalla de Albuera, en 1811, bajo las órdenes de William Beresford. Sí, efectivamente, el mismo Bereford, que había invadido Buenos Aires en 1806, y resultó derrotado por las tropas de Santiago de Liniers.

Esta circunstancial colaboración entre españoles, ingleses y portugueses, dejó como saldo para San Martín, la amistad con algunos soldados escoceses. Uno de ellos es James Duff, IV Conde de Fife, quien sería su amigo y benefactor. También, Sir Charles Stuart, primer barón Stuart de Rothesay, luego diplomático, quien parece haber gestionado el pasaporte para el viaje de San Martín a Londres. Ambos, Duff y Stuart, estaban vinculados al gobierno británico. Durante la estadía de San Martín en Londres, serían ellos, quienes le acercan el Plan Maitland.

Plan Maitland

El Plan Maitland, fue elaborado por Thomas Maitland, un general escocés, el objetivo era apoderarse de las colonias españolas en América.

Hay un dato fundamental, que cambió la historia, tal como se la contaba hasta hace poco. Nos referimos, al descubrimiento relativamente reciente de Rodolfo Terragno, del Plan Maitland. En 1981, mientras estaba exiliado en Inglaterra, decidió revisar archivos de oficiales escoceses. Emprendió esta investigación, en busca de posibles vínculos con soldados británicos, con los cuales San Martín hubiera trabado amistad, tal como es el caso de James Daff. En esta búsqueda, descubre un documento cuyo título sería, Plan para capturar Buenos Aires y Chile, y luego emancipar Perú y Quito. Este documento es lo que llamamos Plan Maitland.

El resultado de la investigación de Rodolfo Terragno, el documento original del plan y la traducción, se encuentran en su libro Maitland & San Martín (Sudamericana, agosto de 2012). Se puede leer un fragmento aquí

Este plan en cuestión, pertenecía a Thomas Maitland, un general escocés. Habría sido presentado en 1800, al primer ministro William Pitt. Cuando éste último deja el gobierno, en 1801, el plan fue desestimado. Hubo más de una docena de planes semejantes.

Los ingleses, invadieron Buenos Aires en 1806 y 1807, sin éxito. Luego de lo cual, desistieron de apoderarse de las colonias españolas. Sin embargo, no renunciaron a sus objetivos mercantiles. Gran Bretaña en plena revolución industrial, ve obstaculizada su expansión comercial, por el avance de las fuerzas napoleónicas. Busca entonces, consolidar nuevos mercados, con la independencia de las colonias españolas en América.

El objetivo del plan Maitland, era capturar Buenos Aires y Chile, para luego emancipar Perú y Quito. La clave estaba en desembarcar en Perú, y tomar Lima, la capital del Virreinato del Perú. Para lo cual, proponía partir por mar desde Chile. Años después, San Martín elabora su Plan Continental, en base al Plan Maitland. Sin embargo, su objetivo era bien distinto. El Libertador, proponía la independencia de América, de cualquier dominación extranjera.

Finalmente, en enero de 1812, San Martín, junto a otros patriotas, embarca rumbo a la Ciudad de Buenos Aires, en la fragata inglesa George Canning.

Desembarco en Buenos Aires

San Martín a los 34 años llega a Buenos Aires y se incorpora a la milicia como teniente coronel de caballería

San Martín y Alvear desembarcan en Buenos Aires
San Martín y Alvear, desembarcan de la Fragata George Canning

Siendo aún joven, San Martín, con sus 34 años de edad, desembarca en Buenos Aires. Sin embargo, era un consumado militar, que había hecho su experiencia al servicio de España. Bajo esta circunstancia, el gobierno, le reconoce su grado teniente coronel de caballería, y lo incorpora al servicio activo.

Es entonces, que, el Libertador, crea el Regimiento de Granaderos a Caballo. Funda la Logia Lautaro. Encabeza la Revolución del 8 de octubre de 1812.

A continuación, desarrollamos cada uno de los puntos de su gestión:

Fundación de la Logia Lautaro

San Martín y Alvear, fundan la Logia Lautaro, cuyo objetivo fundamental, era la emancipación continental americana del dominio español.

San Martín con Carlos María de Alvear, desembarcan en Buenos Aires el 9 de marzo de 1812. Llegaron procedentes de Londres en la fragata inglesa George Canning.

A poco de arribar, protagonizan un hecho de singular influencia en la historia de la independencia. Fundan la Logia Lautaro, la filial secreta americana, cuyo antecedente era la sociedad libertaria, creada previamente en Cadiz en 1811.

El objetivo fundamental de la logia, era la emancipación continental americana del dominio español.

La logia, se expandió rápidamente. Pronto, se sumaron numerosos integrantes civiles, militares, del clero y del comercio.

Enfrentamiento entre San Martín y Alvear

Sin embargo, había fisuras en el accionar de la logia. Padeció la manipulación de Carlos María de Alvear, que enmascaraba sus mezquinos intereses personales, detrás del discurso patriótico de San Martín.

Finalmente, el gran enfrentamiento de San Martín con Alvear, fue a causa de la solicitud de Alvear en 1815, de un protectorado británico para las Provincias Unidas del Río de la Plata. La oferta fue interferida por Belgrano, en Río de Janeiro. Alvear es destituido y fuga a Río, ofreciendo información militar secreta, en un colosal acto de traición a la patria.

San Martín, proponía una patria grande, donde habrían tenido lugar aún mismo tiempo, los liderazgos y las autonomías provinciales. Como fue el caso de Uruguay, con el protagonismo de José Gervasio Artigas; o el de Paraguay, con Gaspar Rodríguez de Francia y la Liga de las Provincias.

Si bien no se pudo cumplir con el sueño de la patria grande, de los patriotas americanos, se alcanzó el objetivo de la emancipación continental de la América española, que habían trazado años antes en Europa.

Alianza con la Sociedad Patriótica

Además, se establece una alianza, con la Sociedad Patriótica. Dicha sociedad, había sido fundada por Bernardo de Monteagudo, y agrupaba a los morenistas opositores al gobierno. La Sociedad Patriótica, luego, se convertiría en el medio de difusión visible, de las ideas de la sociedad secreta. En tanto, Monteagudo, sería uno de los principales amigos y colaboradores de San Martín.

Creación del Regimiento de Granaderos a Caballo

El gobierno porteño, le encomienda a San Martín, la creación de una fuerza para la defensa de las riberas del Paraná. Así nace el Regimiento de Granaderos a Caballo.

Así es como el 16 de marzo de 1812, el Triunvirato le otorgó el nombramiento de Teniente Coronel y le solicitó, la formación de un cuerpo de caballería disciplinado con tácticas europeas, especialmente francesas.

La fecha de este decreto, 16 de marzo de 1812, es considerada como la fecha de creación del Regimiento de Granaderos a Caballo. También resultaron nombrados José Zapiola como Capitán y Carlos María de Alvear como sargento mayor de Caballería.

San Martín se ocupó de la organización, disciplina, instrucción de oficiales y soldados. Además, diseñó el vestuario y equipo del personal. El Gobierno se encargó de expedir los decretos necesarios y suministrarle los elementos solicitados.

José de San Martín, uniforme de Granaderos, retrato 1817, oleo

En la imagen de San Martín, podemos apreciar el uniforme del cuerpo de Granaderos correspondiente a jefes y oficiales. Tiene bajo el brazo el sable corvo y sobre la mesa el sombrero Falucho. El cuadro es un óleo pintado sobre cobre de 1817, del pintor peruano José Gil de Castro. San Martín posa para el retrato después de la batalla de Chacabuco, en Chile.

Junto a su Regimiento de Granaderos a Caballo, San Martín protagoniza solo dos episodios en suelo argentino. En el primero, encabeza la marcha a la Plaza de la Victoria, pidiendo el cambio de autoridades, en la revolución del 8 de octubre de 1812. Posteriormente, el 3 de febrero de 1813, junto a sus Granaderos protagoniza la batalla de San Lorenzo, que pasamos a relatar después

Revolución del 8 de octubre de 1812

San Martín, se ocupa de desplazar al primer Triunvirato que se oponía a la declaración de la independencia.

Los miembros de la Logia Lautaro se reúnen con la Sociedad Patriótica, y conspiran contra el poder centralista del Primer Triunvirato.

El ejecutivo estaba formado por Feliciano Chiclana, Manuel de Sarratea y Juan José Paso, pero el poder era ejercido por su secretario Bernardino Rivadavia. El poder hegemónico del gobierno de Buenos Aires, sostenía una política económica que fomentaba el libre comercio. Mantenía así, un manejo monopólico del puerto y de la aduana, en contra de los intereses de las provincias.

De tal modo, que la Logia Lautaro y la Sociedad Patriótica, disconformes con esta política, planifican una revolución para remover al Primer Triunvirato. El movimiento revolucionario, que derroca al gobierno, estuvo encabezado por José de San Martín, Nicolás Rodríguez Peña y Antonio Álvarez Jonte.

El 8 de octubre de 1812, San Martín dirige su Regimiento de Granaderos a Caballo, hacia la plaza de la Victoria. Allí, exigió la renuncia de los miembros del Triunvirato, enviando un documento redactado por el propio San Martín, que finalizaba diciendo:

…no siempre están las tropas para sostener gobiernos tiránicos

El reclamo tuvo éxito. De este modo, se eligió como nuevos miembros del Segundo Triunvirato, en reemplazo de los anteriores, a Nicolás Rodríguez Peña y Antonio Álvarez Jonte, y se confirma en su puesto a Juan José Paso.

Boda con Remedios de Escalada

Remedios de Escalada y José de San Martín se casan, el 2 de noviembre de 1812. Ella tenía 15 y él 34 años.

Remedios Escalada, retrato, detalle.
Remedios Escalada

El ambiente de la Ciudad de Buenos Aires, era muy cerrado. Sin embargo, dadas las relaciones de Carlos María de Alvear, San Martín rápidamente se incorporó a la vida social de la gran aldea.

De esta forma, fue invitado a la tertulia en casa de la joven Remedios, y su hermana Nieves. Eran hijas de Don Antonio Escalada y su esposa Tomasa. La elegida por el prócer fue Remedios.

Por ese entonces María de los Remedios Carmen Rafaela Feliciana de Escalada tenía 15 años, y San Martín 34.

El General escribe en una carta a su amigo Mariano Necochea:

esa mujer me ha mirado para toda la vida…

El romance fue breve, y culminó en boda el 12 de noviembre de 1812.

Primeras misiones en Argentina

Continuando con la biografía de San Martín, es interesante acotar que su carrera militar en Argentina, es francamente corta. Conduce una sola batalla. Ésta, es la recordada Batalla de San Lorenzo, en la que combate junto a sus Granaderos, en febrero de 1813. Finalmente, en 1814, es destinado al Ejército del Norte.

A continuación, los detalles:

Batalla de San Lorenzo

 El 3 de febrero de 1813, en la batalla de San Lorenzo, fue el bautismo de fuego del Regimiento de Granaderos a Caballo.

La acción, se desarrolló frente al Convento de San Carlos Borromeo, en San Lorenzo, provincia de Santa Fe.

Cuenta la historia, que, durante la batalla, el caballo del entonces coronel San Martín resultó herido, cayendo sobre su costado y aprisionando el cuerpo de su jinete. El granadero puntano, Juan Bautista Baigorria, mató al soldado realista que amenazaba a San Martín con su bayoneta. En tanto, el soldado correntino Juan Bautista Cabral, ayuda a San Martín a librar su pierna, que se encontraba oprimida bajo del cuerpo del caballo.

La marcha de San Lorenzo recuerda la heroica gesta. En tanto, la escena, se ve reflejada en el óleo del pintor español Julio Fernández Villanueva, que mostramos a continuación.

Batalla de San Lorenzo. Óleo de Julio Fernández Villanueva.
Batalla de San Lorenzo.

Éste, fue el único enfrentamiento armado en suelo argentino, del participó San Martín y su Regimiento de Granaderos a Caballo.

Dirección del Ejercito del Norte

Posteriormente, en 1814, se le encomendó la dirección del Ejercito del Norte en reemplazo del general Manuel Belgrano.

Abrazo entre Belgrano y San Martín
Abrazo entre Manuel Belgrano y José de San Martín

Allí, San Martín terminaría por definir, que la táctica a aplicar en la frontera Norte, debía ser eminentemente defensiva. Para ello, validó la guerra de guerrillas que llevaba adelante Martín Miguel de Güemes, conteniendo el avance realista.

En una carta a Nicolás Rodríguez Peña del 22 de abril de 1814, San Martín escribe:

La patria no hará camino por este lado del Norte que no sea una guerra defensiva y nada más; para eso bastan los valientes gauchos de Salta con dos escuadrones de buenos veteranos.

Cómo surge el Plan Continental en Saldán, Córdoba

El Plan Continental consiste en preparar un ejército en Mendoza, cruzar los Andes, liberar Chile, formar una flota, desembarcar en Lima y adueñarse del corazón del imperio español en América.

Después de su paso por el Ejército del Norte, San Martín enfermó de una úlcera gástrica. Se retira, entonces, a Saldán, Córdoba. Allí, entre junio y agosto de 1814, mientras se recupera, tiene largas charlas con su amigo Tomás Guido. En estas, afirma conocer, la estrategia adecuada, para infligir una herida mortal en el corazón, del imperio español en América.

Este era el plan trazado por San Martín, en base al Plan Maitland. San Martín organizó el escenario político y la estrategia para llevar a cabo su plan.

Gobernador de Cuyo

San Martín, quería establecerse en Mendoza para preparar el Ejercito de los Andes.

Habían pasado solo unos meses, desde el intercambio epistolar con Rodríguez Peña. En estas cartas, San Martín, manifiesta su proyecto de formar un ejército en Mendoza, liberar con el Chile, y con una flota atacar Lima desde el Pacífico. Hacia agosto de 1814, el plan, comienza a perfilarse como una realidad, fue nombrado gobernador de Cuyo.

Ya ubicado en Mendoza, inició los preparativos para su plan, mientras cumplía con una ejemplar gestión de gobierno. Dedicó especial interés durante su gobierno a la educación, la agricultura y la industria. Así mismo, estableció un sistema impositivo, que gravaba más a los que tenían mayores ingresos.

Creación del Ejército de los Andes

El Ejército de los Andes, se convertiría en la fuerza profesional mejor preparada y equipada, de que dispondrían las Provincias Unidas en esa época.

Toda la región de Cuyo, colaboró en la preparación del ejército. Inclusive, el gobernador ofreció el ejemplo, donando la mitad de su sueldo.

Guerra de zapa

San Martín, montó una red de espionaje todo a lo largo de Chile y rebeló a la población.

El campamento militar se estableció en El Plumerillo. Mientras tenían lugar, los preparativos, para montar la fuerza, instruir a los soldados y preparar los pertrechos; San Martín, montó una red de espionaje.

De esta forma, estableció una multitud de focos revolucionarios, todo a lo largo de Chile, en complicidad con la población.

Influencia en la Independencia de Argentina

El General, presiona para la firma del Acta de la Independencia en el Congreso de Tucumán de 1816. 

A San Martín, lo desvelaba la idea de ejecutar su plan, como representante de una nación libre e independiente. Así, que, cuando el 24 de marzo de 1816, se iniciaron las reuniones del Congreso en Tucumán, empezó a seguir las sesiones.

Viendo, que, durante los primeros meses, no se produce la declaración de la independencia, San Martín decide intervenir y presiona por carta al diputado por Cuyo, Godoy Cruz, señalando:

Hasta cuándo esperamos declarar nuestra independencia,
¿No le parece a usted una cosa bien ridícula, acuñar moneda, tener el pabellón y cucarda nacional y por último hacer la guerra al soberano de quien en el día se cree dependemos? ¿Qué nos falta más que decirlo?

Por otra parte, ¿qué relaciones podremos emprender, cuando estamos a pupilo?

Por fin, el 9 de Julio de 1816, se logra la firma del Acta de la Independencia de Argentina.

Es importante destacar que San Martín es un prócer de la Independencia: Junto a Manuel Belgrano (1770-1820), Guillermo Brown (1777-1857) y Martín Miguel de Güemes (1785-1821), consolidaron el proceso de la Independencia de Argentina, persistiendo en la lucha, aún años después de la firma del Acta de la Independencia el 9 de julio de 1816

Leé más: Firma del Acta de la Independencia de Argentina >>.

Leé más: Antecedentes de la Declaración de la Independencia Argentina >>

Nacimiento de Mercedes

Nace Mercedes Tomasa de San Martín, hija de Remedios y José, el 24 de agosto de 1816 en Mendoza.

Un año más tarde, es trasladada a Buenos Aires, junto a su madre. Mientras el General inicia su campaña a Chile.

El destino de la esposa e hija de San Martín, es la casa de sus abuelos, José Escalada y Tomasa Quintana. Allí permanecerá hasta 1824.

Bandera del Ejército de los Andes

San Martín, diseña el emblema para su ejército, la Bandera de los Andes.

En una cena de Navidad, en Mendoza, San Martín solicitó a las damas presentes, la confección de la bandera del Ejército de los Andes.

Entre las damas, se encontraba Remedios de Escalada de San Martín, su esposa desde 1812. Remedios, fue también la fundadora de la Liga Patriótica de Mujeres. La liga, tenía el objetivo de colaborar con el naciente Ejército.

La confección de la bandera del Ejército de los Andes, finalizó el 5 de enero de 1817. Fue bendecida por José Lorenzo Güiraldes y jurada por las tropas de San Martín. Ésta es la misma bandera de la campaña a Chile, que regreso a Mendoza en 1823. Había sido diseñada por José de San Martín, como emblema de su ejército para las expediciones libertadoras a Chile y Perú.

Bandera de los Andes
Bandera de los Andes

Bandera de Mendoza
Bandera de Mendoza

Muchos años después, se determina que la bandera del Ejército de los Andes, sería la bandera oficial de la Provincia de Mendoza. Efectivamente, su uso queda oficializado en Mendoza, por la ley provincial 5.930 del 21 de octubre de 1992.

Campaña a Chile

El Ejército cruza los Andes, vence en Chacabuco, es derrotado en Cancha Rayada, y obtiene la victoria definitiva en Maipú asegurando la independencia de Chile.

San Martín en el cruce de los Andes, óleo.
Cruce de los Andes

Cruce de los Andes

El ejercito inicia el cruce de los Andes en enero de 1817. San Martín cumpliría el 25 de febrero 39 años. Tras el exitoso cruce de los Andes, San Martín y sus tropas obtienen la victoria de Chacabuco, el 12 de febrero de 1817. A partir de lo cual, se restablece la libertad en Chile.

Independencia de Chile

Bajo esta circunstancia, el 20 de febrero de 1817, Bernardo de O’Higgins es elegido director supremo del Estado de Chile.

A pesar, del revés que sufre el Ejército Unido en Cancha Rayada (16 de marzo de 1818), luego, obtiene una resonante victoria en Maipú, el 5 de abril de 1818. Es precisamente, en esta fecha, en que se produce el emblemático abrazo, entre Bernardo O’Higgins y José de San Martín.

José de San Martín, retrato de 1817, detalle
José de San Martín, 1817
Bernardo O'Higgins, retrato, detalle
Bernardo O’Higgins

El triunfo de Maipú, fue un punto de inflexión en la lucha por la Independencia. Selló el destino de grandeza de los patriotas. A partir de este momento las fuerzas realistas se limitarían a retroceder y defenderse.

La victoria de Maipú, aseguró la Independencia de Chile, que se había proclamado el 12 de febrero de 1818, en el primer aniversario de la batalla de Chacabuco.

De esta forma se cumplimentó en forma exitosa la primera etapa del plan de San Martín.

Luego, se establecieron las bases navales en el Pacífico, para conquistar el dominio del mar, y asegurar el desembarco en Perú.

Buenos Aires pierde la guerra federal

El Libertador, se niega a participar en la guerra fratricida y Buenos Aires pierde su hegemonía.

Cuando se abordó la preparación de la segunda etapa del Plan Continental, las dificultades no eran pocas.

Por un lado, San Martín, fue llamado a luchar en favor de Buenos Aires en la guerra contra las provincias. Sin embargo, el Libertador se niega a participar en la guerra federal. Haber acudido en auxilio de Buenos Aires, hubiera implicado además de una guerra desmesurada y fratricida, el fracaso del Plan Continental.

El 1º de febrero de 1820, Rondeau es derrotado por los caudillos del litoral en Cepeda. Se disolvió el congreso y el Director Supremo vencido fue depuesto. Buenos Aires pasa a ser una provincia más.

Legitimación de San Martín

El Libertador es legitimado en su cargo por sus oficiales y por el gobierno de Chile

Por otra parte, al perder Buenos Aires su hegemonía, frente a las provincias; San Martín, entiende que había cesado la autoridad legal que lo respaldaba. Sin embargo, sus oficiales lo confirman en el cargo por escrito, y la autoridad de San Martín queda robustecida.

Bernardo O’Higgins, como director supremo de Chile, nombró al general argentino José de San Martín jefe del ejército y al marino escocés Thomas Cochrane comandante de la flota naval. Por decreto supremo del Congreso de Chile del 19 de mayo de 1820, el Ejército Libertador del Perú, estaba formado por el Ejército Unido Libertador de Chile, una fuerza combinada de unidades del Ejército de Chile junto con las del Ejército de los Andes.

Fondos para la campaña

Los fondos para la campaña, que prometiera el gobierno del Río de la Plata, eran exiguos. La proverbial gestión de San Martín y la oportuna intervención de O’Higgins y del estado chileno, permitieron llevar adelante los preparativos de la flota del Pacífico.

También, los recursos humanos y militares serían menores de los planeado. Sin embargo, gracias a la planificación estratégica de San Martín, se llegaría a cumplimentar la campaña del Perú.

Campaña del Perú

El 20 de agosto de 1820 partió desde el puerto chileno de Valparaíso, la expedición libertadora. Toman Lima, San Martín declara la independencia de Perú y es nombrado Protector

Flota libertadora saliendo de Valparaíso

La escuadra estaba formada por 24 buques y conducía a unos 4.800 soldados. El 12 de septiembre la flota chilena al mando del vicealmirante Thomas Cochrane, llega a la costa peruana. Fondeó frente al puerto de Pisco. Luego el desembarco tuvo lugar en Paracas al sur de Lima.

El accionar de los patriotas culmina con el sitio de Lima, llamada por entonces la Ciudad de los Reyes. Como consecuencia de la escalada militar, se produce la posterior evacuación, por parte de los realistas.

Independencia de Perú

San Martín declaró la independencia del Perú, el 28 de julio de 1821. A pedido de los limeños, San Martín es nombrado Protector del Perú.

La escena, está reflejada en la imagen que se observa a continuación. Es un detalle del óleo, del pintor peruano Juan Lepiani.

Independencia del Perú. San Martin saludando al pueblo en la Plaza Mayor
San Martin saludando al pueblo en la Plaza Mayor en Lima

Mientras, San Martín aseguraba la libertad de Perú, por el norte, venía avanzando Simón Bolívar.

Liberación de Ecuador

Por pedido de Bolívar, el ejército argentino participa en la Campaña de Quito.

Esta acción, estaba bajo el mando de Antonio José de Sucre, triunfador el 24 de mayo de 1822 en la Batalla de Pichincha, Se obtiene así, la liberación de Ecuador.

Encuentro de Guayaquil

Emblemático encuentro de San Martín y Bolívar en Guayaquil

Finalmente, San Martín se reúne con Bolívar en Guayaquil, el 26 de julio de 1822. En este encuentro el Libertador, le solicita a Bolívar una acción recíproca para terminar de liberar Perú.

Lamentablemente, no llegan a un acuerdo. Para San Martín, era importante la autodeterminación de los pueblos. Por esta razón, pensaba que los habitantes de Guayaquil, debían decidir su destino. En tanto Bolívar, llegó antes de la fecha de la entrevista, y ocupó militarmente Guayaquil y la anexó a Colombia.

Etapa final del Plan

San Martín se retira del teatro de operaciones, convencido de ser el obstáculo para la definitiva liberación del dominio español.

San Martín toma una meditada, pero drástica decisión. Se retira del teatro de operaciones. Existe información documental que detalla la situación, en particular, una carta dirigida a Bolívar. En ella, San Martín, le anuncia su retiro, ya que habiendo ofrecido ponerse a sus órdenes, no es aceptado. Bolívar, se había negado previamente, argumentando que no podía tener como subordinado un general de la jerarquía de San Martín.

Convencido de que su persona es el obstáculo, para finalizar la guerra, San Martín renuncia a su cargo de Protector del Perú, y embarca para Chile, el 20 de setiembre de 1822. Con ello, pone en evidencia su falta de ambición personal, y su desinterés en perpetuarse en el cargo de Protector del Perú.

A pesar de no haber estado presente su Plan Continental se cumple.

Sucre, obtiene la victoria de Ayacucho, y la posterior capitulación. A partir de aquí, se libera el Alto Perú, y El Callao último bastión realista en América del Sur.

Leé más sobre el Plan Continental de San Martín >>

Regreso sin gloria de San Martín

Rivadavia impide el regreso de San Martín a Buenos Aires, para asistir a su esposa enferma.

El Libertador embarca hacia Valparaíso, y permanece en Chile hasta enero de 1823. Enfermo y calumniado, se traslada a Mendoza. Pide autorización para entrar en Buenos Aires para ver a su esposa que está gravemente enferma.

Bernardino Rivadavia, ministro de Gobierno del gobernador Martín Rodríguez, le niega el acceso a la ciudad. Los argumentos, fueron haber desobedecido cuando se le ordenó combatir a los federales del litoral. Además, existía al temor de que aún pudiera adherir a la causa federal.

El gobernador de Santa Fe, Estanislao López, le advierte que aguardan su acceso a la metrópoli, para enjuiciarlo. Entonces Lopez le ofrece entrar a Buenos Aires con sus tropas, en el caso de que la absurda amenaza se concrete. Sin embargo, San Martin le agradece y rechaza la propuesta. El motivo detrás de esta decisión, es que no desea más derramamiento de sangre entre hermanos.

Pese a las amenazas, San Martín viaja igual a la ciudad, pero lamentablemente llega tarde. Su esposa, María de los Remedios de Escalada de San Martín, ya había fallecido.

Exilio de San Martín en Europa

Parte junto a Mercedes rumbo a Europa, su objetivo es el reconocimiento de la independencia americana por parte de los países europeos.

Junto a la única hija del matrimonio, Mercedes Tomasa San Martín y Escalada, embarca rumbo a Europa, el 10 de febrero de 1824.

El propósito declarado, por San Martín, era el de acompañar a Merceditas para que recibiera una buena educación. También, intentaba alejarla de su abuela Tomasa, que la había criado desde la muerte de Remedios de Escalada. Según, confesara el General en su círculo íntimo, esa amable señora que por el excesivo cariño que le tiene la ha resabiado, como dicen los paisanos.

La realidad, es que no deseaba verse involucrado en las luchas internas por el poder, que había en la región. Sumado a esto, fue objeto de la difamación y persecución inquisitorial por parte de Rivadavia. Aún en Europa, fue espiado, seguido, y su correspondencia era inspeccionada y en muchas oportunidades sustraída.

Durante su exilio, San Martín fue un importante referente de consulta sobre asuntos americanos, en Europa. Su objetivo, habría sido el reconocimiento de la independencia de América, por parte de las naciones europeas.

Paso por Le Havre

Francia, bajo el reinado de los Borbón, le niega asilo.

Dos años después de haber renunciado al protectorado del Perú, San Martín viaja a Francia, el 10 de febrero de 1824

El 23 de abril de 1824 a bordo del Le Bayonais, el General y su pequeña hija de siete años, arribaron a Le Havre. En las puertas de Francia, San Martín, a sus 46 años, fue rechazado. Resultó retenido por considerar que tenía documentos subversivos en su equipaje.

Lo cierto, es que no habría asilo posible en Francia durante este período, para un líder revolucionario hispanoamericano. Tanto la monarquía constitucional de Luis XVIII entre 1814 y 1824, como posteriormente la de su hermano Carlos X entre 1824 y 1830, pertenecían a la Restauración de la casa de Borbón.  En resumen, tenían muy baja tolerancia a ideologías diferentes.

Finalmente, once días después, el 4 de mayo se le autorizó a embarcar en el Lady Wellington hacia Southampton.

Estadía en Londres

En Gran Bretaña, se reencuentra con viejos amigos, compañeros de armas escoceses.

Una vez en Londres, confió el cuidado de Mercedes, a la esposa del comodoro Peter Heywood.

La pequeña Mercedes, ingresó pupila a Hampstead College, donde permanecería alrededor de un año y medio. Mientras tanto, Mrs. Frances Heywood, seguía de cerca la adaptación de la niña a su nuevo entorno, al mismo tiempo que daba cuenta a San Martín de sus progresos. Al parecer el General, se mostraba satisfecho con los avances de Mercedes y los cuidados que le prodigaban los Heywood.

Mientras tanto, El Libertador, se encontraba viviendo en una casa en un barrio de Londres. Para ser precisos, en el 23 Park Road, Marylebone, Londres. Actualmente, si bien no se puede visitar la propiedad, se exhibe un placa recordatoria del General, en el frente próxima a la puerta de acceso.

Fachada edificio, 23 Park Road, Marylebone, Londres
Placa conmemorativa
Placa conmemorativa en homenaje a San Martín
Acceso de la casa en donde vivió San Martín, 23 Park Road, Marylebone, Londres
Acceso donde se observa la placa entre ambas ventanas

Durante este período, resuelve visitar a su amigo Lord James Duff, conde de Fife. En agosto de 1824, viaja al Noroeste de Gran Bretaña. Se aloja en la mansión de Duff, en donde tiene largas charlas, con el conde.

Finalmente, diez días después de su llegada, el General, es invitado Town House, sede de la alcaldía de Banff.  Allí, frente a las autoridades y ciudadanos notables, se le otorga el título Ciudadano Ilustre de la Ciudad y cofrade de la Hermandad.

Después de este período en Londres, San Martín parte para Bruselas en septiembre de 1824.

Rodolfo Terragno, describe minuciosamente la estadía en Londres en su libro Diario íntimo de San Martín. De acuerdo a lo que expresa, llega a la conclusión de que el objetivo del Libertador, era asegurar la libertad del Perú y, con ella, la de toda Sudamérica.

Viviendo en Bruselas

Elige vivir en Bruselas, durante el reinado de los Habsburgo, por la tolerancia ideológica.

San Martín, llega en 1824 a Bruselas, capital de los Países Bajos del Sur. La elección del lugar se debió básicamente a la tolerancia política y religiosa, establecida en la región durante el período de los Habsburgo.

Primero vivió en la rue Fossé-aux-Loups, en el Hotel de la Croix Blanche. Más tarde se muda a una pequeña casa con jardín en la rue de la Fiancée.

En 1825, se le unirían Merceditas y su hermano Justo Rufino.

Durante su estadía en Bruselas, vivió austeramente y alejado de la vida mundana. Su situación económica era complicada, Chile y Perú le pagaban irregularmente sus sueldos de general retirado. Contaba además con una pequeña renta de una propiedad alquilada en la Ciudad de Buenos Aires.

Recibió visitas de personalidades europeas y también americanas, incluyendo autoridades de gobiernos. Tal es el caso, de la visita en 1828 del canciller francés, aún durante el gobierno conservador de Carlos X. Fue consultado sobre el reconocimiento de la independencia de las ex colonias españolas.

Máximas de San Martín para Mercedes

El general don José de San Martín escribe las famosas máximas a su hija, serie de recomendaciones y preceptos éticos para la educación de Mercedes.

Máximas manuscritas de San Martín
Máximas de San Martín

También, en 1825, en Bruselas, el prócer inmortaliza su legado escribiendo de su puño y letra las máximas para Mercedes, tal como se observa en la imagen previa.

Retratos del Prócer

Existen varios retratos de San Martín, tomados del natural, la mayoría realizados en Bélgica.

San Martín, había posado previamente antes de Bruselas, una sola vez. Ésto, fue ante el peruano José Gil de Castro. El hecho ocurrió en Santiago de Chile en 1817, después de la batalla de Chacabuco. El artista pintó sobre cobre, el primer retrato tomado del natural. Es el que lo muestra con uniforme de granadero, como ejemplo de uniforme de oficiales y jefes, que mostramos antes. Posteriormente Castro en base a esta pintura realizó varios retratos más.

Medalla con el perfil de San Martín 1825
Medalla con el perfil de San Martín

En 1925, en Bélgica, posa para su segundo retrato. Es el único tomado de perfil. Se lo debe considerar muy fiel, dada la calidad del escultor. Nos referimos a Jean Henri Simon, grabador de Su Majestad y a la vez francmasón.  El gobierno le encarga al artista, la tarea de confeccionar diez medallas de hombres célebres, entre los que figuraba San Martín.

La medalla, tiene en un lado el perfil de San Martín, y en el otro una enigmática inscripción:

 La III perfecta amistad const., Bruselas, 7 de julio, al general San Martín, 1825.

La tercera vez que posa, fue también en Bruselas, entre 1825 y 1828. Se trata del retrato, que realiza el pintor François-Joseph Navez. La cuarta, siempre en Bruselas, a los 50 años, en 1828, para el pintor y litógrafo Jean Baptiste Madou. Esta última, es la imagen de San Martín, que se hizo popular en las estampillas y papel moneda de Argentina.

San Martín, 1825. Retrato, detalle
San Martín, 1825
 San Martín, 1828. Retrato, detalle
San Martín, 1828

Hay un retrato más, para el cual no posó pero que era muy apreciado por San Martín, regalo de su hija Mercedes. Es su retrato más emblemático, que lo muestra envuelto en la bandera, y es el que utilizamos como imagen destacada, al principio del artículo. El autor es desconocido, probablemente se trate de la profesora de pintura de Mercedes.

Retrato de don José de San Martín con la bandera de Argentina
La imagen que a San Martín más le gustaba
Daguerrotipo de San Martín. 1848
Daguerrotipo del anciano General. 1848

Existe, una sola imagen fotográfica, que es un daguerrotipo, realizado con posterioridad en Paris en 1848, por el fotógrafo Robert Bingham. Uno, de dos retratos, que se conserva en el Museo Histórico Nacional. El otro se extravió. Lo utilizamos para ilustrar el segmento de sus últimos años.

Regresa de incógnito a Buenos Aires

Vuelve para colaborar con la guerra con el Brasil, pero desiste, cuando se entera que su amigo Dorrego fue fusilado.

San Martín, seguía pendiente de los acontecimientos en su país. Al inicio de la guerra con el Brasil, y habiendo asumido el gobierno Dorrego, su compañero del Ejército de los Andes, tomó la decisión de volver a prestar sus servicios, a su país.

Para febrero de 1829, se encontraba ya de incógnito en el puerto de Buenos Aires. Allí, recibió la terrible noticia del fusilamiento de Dorrego, ejecutado por los unitarios de su ex subordinado Lavalle.

Efectivamente, hacia diciembre de 1828, Juan Lavalle (1797-1841), militar y político porteño, había encabezado un golpe contra el gobernador federal, Manuel Dorrego (1787-1928), que termina fusilado.

Es entonces que Lavalle, su antiguo subordinado en la guerra de emancipación continental, ofrece a San Martín la gobernación de la provincia de Buenos Aires. Pero éste se rehúsa, por que, dadas las circunstancias, debería continuar con la lucha fratricida. El Libertador se había prometido, no derramar una sola gota de sangre criolla.

Tal vez parezca insólito, pero el General, no llegó nunca a pisar suelo argentino.

Luego San Martín pasa algunos meses en Montevideo, y por último regresa a Europa. Tras una breve estadía en Inglaterra y Francia, regresa a Bruselas en septiembre de 1829.

La revolución que estalla en los Países Bajos, lo obliga a dejar Bruselas, para alejar a su hija de los peligros de los enfrentamientos y de las epidemias.

Francia, destino final

San Martín, decide vivir en Francia, cuando asume Luis Felipe de Orleans en 1830 .

En octubre de 1830, asume en Francia el rey burgués Luis Felipe de Orleans. Los aires de democracia se expanden a los Países Bajos del Sur, en donde Luis Felipe apoya a los revolucionarios belgas independentistas. Estos ofrecen a San Martín la comandancia en jefe del ejército. Pero San Martín rehúsa el cargo. Tal vez, por lealtad a Guillermo I, que le había ofrecido asilo durante varios años en Bélgica.

La cuestión es que, Luis Felipe, le abre al General las puertas de Francia. Además, conversa con él en 1837, sobre asuntos americanos. Posteriormente, en 1840, es invitado a los homenajes a Napoleón, por la repatriación de sus restos desde Santa Elena.

Prosiguiendo con el relato de su traslado a Francia, para 1831, ya se encontraba en París.

Mercedes se casa

La hija de San Martín se casa con Mariano Severo Balcarce (1807-1885), médico y diplomático argentino.

Mercedes Tomasa de San Martín, retrato, detalle
Mercedes Tomasa de San Martín

A raíz de la epidemia de cólera, San Martín y su hija Mercedes, se ven afectados por la enfermedad. En esta circunstancia, se encuentran con un médico argentino. Esto ocurre en 1832. El médico en cuestión, era Mariano Balcarce. Este encuentro, culminó con la boda de Mariano y Mercedes. Mariano, era hijo de un viejo amigo y subordinado, el general Antonio Balcarce, protagonista en la victoria de Suipacha.

Mercedes de San Martín y Mariano Balcarce, contrajeron matrimonio el 13 de diciembre de 1832. Pasaron la luna de miel en Buenos Aires.

Casa de Grand Bourg, Francia

San Martín, encuentra en Aguado un gran amigo, con quien compartir sus años en la casa de Grand Bourg.

Simultáneamente -para la misma época de su regreso a Europa- se encuentra con Alejandro Aguado, marqués de las Marismas del Guadalquivir, antiguo compañero de armas.

Aguado, lo nombra tutor de sus hijos. Con los ingresos por este trabajo, además de la venta de propiedades -que le habían otorgado la provincia de Mendoza y el gobierno del Perú, por los servicios prestados- pudo comprar su casa de Grand Bourg en 1834.

Actualmente, la casa de San Martín, se halla convertida en el convento La Solitude, en la ciudad francesa de Evry, residencia de las religiosas de la Comunidad contemplativa de Notre-Dame de Sion.

En la Ciudad de Buenos Aires, contamos con una réplica en escala reducida de la casa de Grand Bourg, en el barrio de Palermo. La misma es sede del Instituto Nacional Sanmartiniano. Este es un instituto de investigaciones históricas dependiente del Ministerio de Cultura de la Presidencia de la Nación Argentina.

Réplica de la casa de San Martín en Grand Bourg, Francia
Réplica de la casa de San Martín en Grand Bourg, Francia

Amistad con Rosas

San Martín admiraba la firmeza de Rosas frente a las potencias extranjeras.

Durante el gobierno de la Confederación, el general Juan Manuel de Rosas era el responsable de las Relaciones Exteriores del territorio nacional. En esta circunstancia debió enfrentarse al bloqueo francés en 1838, y posteriormente al bloqueo anglo francés en 1845.

Las dos grandes potencias, Francia e Inglaterra, estaban interesadas en el comercio de sus productos en América. Para ello requerían de la pacificación de ambas riberas del Río de la Plata. El tema, es que solían ver obstaculizados sus planes de expansión económica. Esto, se debía a las luchas internas entre unitarios y federales en la región.

Volviendo al relato de la vida de San Martín, éste seguía atentamente lo que sucedía en su país. El Libertador, admiraba la mano firme con que Rosas trataba a las potencias extranjeras. Por este motivo, felicitó a Rosas por la batalla de Obligado. Ésta, tuvo lugar el 20 de noviembre de 1845, cuando los criollos enfrentaron a la escuadra anglo francesa, en las costas del Paraná. Esta fecha ha sido declarada desde 1974, como Día de la Soberanía.

Su vínculo con Juan Manuel de Rosas, lo lleva a nombrarlo en su testamento, como heredero de su sable corvo. Aquél, que empuñara en las batallas de Chacabuco y Maipú.

Testamento manuscrito de San Martin primera página.
Primera página del testamento de San Martín
Segunda página del testamento manuscrito de San Martín
Segunda página del testamento de San Martín

Última batalla del anciano General

La última batalla ganada por nuestro General, por la fuerza del imperio de la razón, es el bloqueo anglo francés. Conmemorando la Batalla de la Vuelta de Obligado (1845) el 20 de noviembre fue declarado Día de la Soberanía Nacional.

El General, interviene en este asunto en dos oportunidades, una con Inglaterra y otra con Francia.

La primera intervención, es una carta que envía a solicitud de George Frederick Dickson, cónsul general de la Confederación Argentina en Londres.

La carta está fechada en Nápoles, 28 de diciembre de 1845. En ella analiza la situación geopolítica y militar, sin grandilocuencia y con imparcialidad. San Martín, plantea en la carta, porqué a su criterio, las medidas coactivas que hasta ese momento habían empleado las grandes potencias, no derivarían en una pacificación del Río de la Plata, sino que tendrían un efecto opuesto al esperado.

En resumen, el General dice, que, es posible que logren tomar Buenos Aires por el imperio de la fuerza, con mayor o menor costo de hombres y recursos. Sin embargo, accederán a tierra arrasada. La población, se retirará con sus recursos al interior del territorio, haciendo imposible la continuidad en el tiempo para un ejército europeo.

La carta se hizo pública en The Mourning Chronicle. Poco después, el gabinete inglés se aprestó a iniciar tratativas de paz, que se firmarían en noviembre de 1849.

La segunda intervención de San Martín por el tema del bloqueo a Buenos Aires, fue a requerimiento del primer ministro de Francia Jean Pier Bineau.

En esta oportunidad en su lecho y enfermo, dicta la carta a su hija Mercedes. En ella, reproduce la que había escrito cuatro años antes, a su amigo Dickson, enfatizando la injusticia e inutilidad del bloqueo. La carta es leída en el parlamento francés, resolviéndose acordar la paz.

Traslado a Boulogne-sur-Mer

Boulgne-sur Mer es la última morada del gran general San Martín.

Entre el 23 y el 25 de febrero de 1848, tiene lugar en París una rebelión popular. Luis Felipe, abdica, y asume el poder la Segunda República Francesa. Como en oportunidades anteriores, París es el epicentro del movimiento revolucionario, que luego se expandiría a otros países de Europa.

En marzo de 1848, San Martín junto a su familia, deciden trasladarse a Boulogne-sur-Mer. La localidad balnearia, a la que se dirigen se encuentra al norte de Francia. La pequeña villa, está situada al borde del canal de la Mancha, en la desembocadura del río La Liane.  Ubicación estratégica en caso de que fuera necesario trasladarse a Gran Bretaña.

Allí, alquilarían a Adolph Gérard un primer piso en el 105 (actualmente 113) de la Grande Rue. El propietario habitaba la planta baja. Gérard era abogado, periodista y por entonces director de la biblioteca de esa ciudad marítima del noroeste de Francia. Ambos entablaron una relación de amistad.

Esta fue la última morada del General, aquí vivió hasta su muerte, que ocurriría dos años y medio después.

La casa fue adquirida en 1926, por el estado argentino, y actualmente es un museo que tiene sus puertas abiertas al público.

Fachada departamento San Martín en Bologne-sur-Mer
Departamento de San Martín, 1° piso
Sala del departamento de Bologne-sur-Mer
Sala
Dormitorio de Bologne-sur-Mer
Dormitorio

Muere el mítico héroe de la República Argentina

San Martín fallece el 17 de agosto de 1850, en compañía de su hija Mercedes, y su yerno embajador en París.

De esta época, es el daguerrotipo que se conserva en el Museo Histórico Nacional, única fotografía del prócer.

Fotografía de San Martín en 1848.
Retrato de José de San Martín. Daguerrotipo.

Llega al final de su vida, después de padecer diversas enfermedades. Fallece el 17 de agosto de 1850, rodeado de su familia, su hija Mercedes, su yerno y sus nietas. Hay un interesante artículo, que cuenta sobre cómo el 21 de agosto de 1850, un diario de Boulogne-sur-Mer publicó una necrológica de nuestro prócer. Serían el resultado de las conversaciones, que San Martín habría tenido con el autor, Adolph Gérard, dueño de la propiedad que alquilaba.

La última voluntad del Libertador, fue que su corazón descansara en Buenos Aires. Sus restos fueron repatriados en 1880, por el presidente Avellaneda. Actualmente, descansan en un ala, de la Catedral Metropolitana.

Mausoleo de San Martín en la Catedral Metropolitana
Mausoleo de San Martín

Que se conmemora el 17 de agosto?

El 17 de agosto, día del fallecimiento del General San Martín, se conmemora su figura.

Todos los años se recuerda en Argentina a nuestro mítico héroe, el Libertador, general don José de San Martín, honrando la fecha de su fallecimiento, el 17 de agosto de agosto de 1850. Anualmente se celebra en ese día su figura y los valores que inspiraron su lucha.

En Perú se lo recuerda como el Fundador de la Libertad del Perú, el Fundador de la República, ó el Generalísimo de las Armas. En nuestro país se lo llama El Padre de la Patria ó El Santo de la Espada como lo definieron Bartolomé Mitre y Ricardo Rojas respectivamente. Para los chilenos fue el Capitán General ó El Gran Capitán.

Seguramente no recibió en vida, el reconocimiento de la mayoría de sus contemporáneos. La interminable disputa por el poder y la guerra civil, lo condenaron a un largo exilio. Sin embargo, la historia no va a cesar de agigantar su figura, porque nunca antepuso sus intereses personales al bien común, jamás resignó sus ideales y fue fiel a sí mismo.

Lee el artículo completo del 17 de agosto día de homenaje a San Martín >>

Historia de la familia de San Martín

Su último descendiente moriría en Filipinas en 1945.

San Martín, se exilió en Europa, sin embargo, ya nunca regresaría a España por razones obvias. Su padre Juan, fallece en Málaga en 1796. El 28 de marzo de 1813, muere en España su madre, Gregoria Matorras. Sus hermanos varones, todos militares, habían optado por servir a la corona española. Esta situación impuso una distancia, con sus hermanos. San Martín, solo se reencontraría con Justo Rufino.

Su hija Mercedes, junto a su yerno y nietas continuaron viviendo en Brunoy, Francia, hasta la muerte de Josefa Dominga en 1924. Su último descendiente moriría en Filipinas en 1945.

Los hermanos

María Elena (1771-1852), fue la mayor. Se casó en España con Rafael González Menchaca y tuvieron una hija llamada Petronila, a ambas, José de San Martín le dejó una pensión vitalicia, que luego heredaría su hija, como consta en su testamento.

Manuel Tadeo (1772-1851), sirvió al ejército español por 41 años. Hacia el final de su larga carrera fue comandante del Regimiento de León y jefe de la fortaleza de San Sebastián. Se retira en 1828. Finalmente, muere en Valencia. Su hermano menor lo llamó para unirse a su causa independentista, pero Manuel se negó y se quedó en España.

Juan Fermín Rafael (1774-1822), militar al servicio de España, fue destinado en 1802 a Filipinas, donde alcanzó el grado de mayor. Se casó en Manila, donde murió en 1822. El último descendiente de San Martín murió en Filipinas en 1945.

Justo Rufino (1776-1832), también militar. Fue el único que volvería a reunirse con su hermano menor. Acompañó a su hermano menor, en su exilio en Bruselas y en París entre 1824 y 1832 año de su muerte en Madrid.

Matrimonio de Mercedes y nietas

Mercedes y Mariano, hija y yerno de José, tuvieron dos hijas. La primera, María Mercedes nació el 14 de octubre de 1833. La pareja se encontraba en Buenos Aires, por obligaciones laborales de Balcarce.

A fines de 1835 volvieron a Francia. En esa ocasión, se instalaron en la casa que San Martín tenía en Gran Bourg, en la ciudad francesa de Evry. Allí, poco tiempo después, el 14 de julio de 1836, nace Josefa Dominga la segunda hija de la pareja.

En 1848 toda la familia se muda a Boulogne-sur-Mer, y permanecen allí hasta la muerte de San Martín el 17 de agosto de 1850.

Después del retiro de Mariano de la diplomacia, la familia Balcarce se mudó a Brunoy, en las cercanías de París. Su hija mayor María Mercedes, aún soltera, muere en 1860 a los 26 años. En 1861, Josefa Dominga, contrajo matrimonio con el diplomático mexicano Eduardo María de los Dolores Gutiérrez de Estrada y Gómez de la Cortina, con quien no tuvo descendencia.

Años después, a los 58 años de edad muere Mercedes, el 28 de febrero de 1875.​ Posteriormente, Mariano su marido, fallece en 1885.

Josefa Dominga

Hizo un culto de la memoria de su abuelo. Se dedicó a la filantropía, por lo que mereció la la Legión de Honor de Francia. Falleció en 1924.

Josefa Dominga, nieta de San Martín, retrato

Josefa y su esposo, quedan solos en Brunoy. El 29 de noviembre de 1904, muere Eduardo María. Ella, viuda y sin descendencia, habría de vivir aún veinte años más.

Josefa Dominga, fue una pieza fundamental, en la recuperación de la historia de su abuelo, a quien veneraba. Con este propósito, entabló una fructífera correspondencia con su biógrafo Bartolomé Mitre. También, le suministró a Adolfo Carranza, primer director del Museo Histórico Nacional, los objetos y muebles del Libertador.

Dedicó su vida a la filantropía. Fue reconocida su actuación en la guerra de 1914, en la atención y curación de heridos en su casa. Su residencia de Brunoy, había sido transformada en 1905, en la Fundación Balcarce y Gutiérrez de Estrada, donde aún hoy, se da albergue y alimentos a los ancianos de la región. Francia la condecoró con la Legión de Honor. Ella falleció en 1924.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR …

Referencias:

Todo el material gráfico del informe está editado digitalmente en versión personalizada por surdelsur.com en base a los siguientes documentos:

  • Padres de San Martín [Óleo, detalle]. Documento Original. Diario Los Andes. Versión en linea.
  • Francisco de Miranda [Óleo, detalle]. Documento Original.
  • Andrés Bello [Óleo, detalle]. Documento Original.
  • Carlos María de Alvear [Óleo, detalle]. Documento Original.
  • Remedios Escalada de San Martín[Miniatura, detalle]. Documento Original.
  • Fernández Villanueva, Julio (Pintor, español). (1858-1890) Batalla de San Lorenzo (1890). [Óleo, detalle]. Instituto Nacional Sanmartiniano. Buenos Aires, Argentina. Documento Original.
  • Boneo, Martin (Pintor, argentino) (1829–1915) Después de trasmontar los Andes (1865). [Óleo, detalle].Museo Nacional de Bellas Artes. Buenos Aires, Argentina. Documento Original.
  • Castro, José Gil de (Pintor, argentino) (1785–1841) Retrato de San Martín (1817). [Cobre, detalle].Regimiento de Granaderos a Caballos. Buenos Aires, Argentina.
  • Desmadryl, Narciso (Pintor, francés) (1801–1890) Bernardo O’Higgins Riquelme (1854) [Óleo, detalle]. Galería nacional, Colección de biografías y retratos de hombres celebres de Chile”Documento Original.
  • Lepiani, Juan (Pintor, peruano) (1864-1933) San Martín proclama la independencia del Perú en 1821 (1904). [Óleo, detalle]. Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú. Documento Original.
  • San Martín, José de (Militar y político, argentino) (1775-1850) Bandera del Ejército de los Andes – 1817.  Catedral de Buenos Aires próxima a la tumba de San Martín.
  • San Martín, José de (Militar y político, argentino) (1775-1850) Bandera de la Provincia de Mendoza, Argentina. Documento Original.
  • Vila y Prades, Julio (Pintor, español) (1873–1930) El paso del Ejército Libertador por la cordillera de los Andes (1909). [Óleo, detalle]. Museo Histórico y Militar de Chile, Santiago de Chile. Documento Original.
  • Simon, Jean Henri (Grabador, belga) (1752–1834) José de San Martín (1825) [Grabado, medalla]. Documento Original.
  • Navez, François-Joseph (Pintor, belga) (1787–1869) José de San Martín (1825) [Oleo, detalle]. Documento Original.
  • Madou, Jean Baptiste (Pintor, belga) (1796–1877) José de San Martín (1828) [Litografía, detalle]. Museo histórico nacional. Documento Original.
  • Mercedes San Martín de Balcarce (1850) [Daguerrotipo, detalle]. Archivo General de la Nación. Documento Original.
  • Testamento [Fotografía]. Archivo General de la Nación. Documento Original-1, Documento Original-2.
  • Bingham, Robert (Fotógrafo, inglés) (1824-1870) ( Retrato de José de San Martín tomado en Francia – 1848. [Fotografía, daguerrotipo en plata y cobre, detalle]. Museo Histórico Nacional, Argentina. Documento Original.
Bibliografía:
  • Abad de Santillán, Diego Historia Argentina Tipográfica Editora Argentina, 1965. Buenos Aires, Argentina.
  • Pigna, Felipe Los mitos de la historia argentina Editorial Planeta, 2005. Buenos Aires, Argentina.
  • Terragno, Rodolfo Maitland & San Martín Editorial Sudamericana 2012. Buenos Aires, Argentina.
  • Terragno, Rodolfo Diario intimo de San Martín Editorial Debolsillo 2012. Buenos Aires, Argentina.