Historia del cine argentino (1896-1945)

El Cine Mudo

La historia del cine argentino se inicia con la primera exhibición cinematográfica, con vistas de los Lumiére, el 18 de Julio de 1896. En 1894 había llegado el kinetoscopio y, a comienzos de 1896, un concesionario de kinetoscopios había experimentado proyecciones públicas con un aparato de su invención.

Artículo del columnista invitado Paraná Sendros para surdelsur.com

Los primeros en la historia del cine argentino

Eugene Py
Eugene Py

En 1897 comenzó la importación de cámaras francesas, y un francés residente en Argentina, Eugene Py, se convirtió en el primer realizador y camarógrafo con el corto La Bandera Argentina.

En 1898, filmando sus propias operaciones quirúrgicas, el doctor Alejandro Posadas inició el cine quirúrgico.

En 1900 aparecieron las primeras salas específicamente dedicadas al cine, y los primeros noticieros.

Desde entonces, cabe señalar los ensayos de cine sonoro en 1907.

El primer filme de ficción con actores profesionales, se llamó La revolución de mayo (1910).

Años después se produjo el primer largometraje, fue Amalia (1914). Se adaptó la primera novela argentina Amalia escrita en 1851 por José Mármol. El exitoso dramaturgo Enrique García Velloso realizó la adaptación y al empresario de cine Max Glücksmann quien se ocupó de las cuestiones técnicas.

Eduardo Martínez de la Pera junto a la cámara con la que filmó Nobleza Gaucha
Eduardo Martínez de la Pera junto a la cámara con la que filmó Nobleza Gaucha

Llegó al fin, el primer gran éxito, Nobleza Gaucha (1915), costó 25.000 pesos y recaudó medio millón en seis meses, sin contar copias piratas.

El primer largometraje mundial de cine de animación fue El Apóstol (1917) escrita, producida y dirigida por Quirino Cristiani.

También en 1917, Emilia Saleny fue la primer mujer directora de cine de Latinoamérica, con su película El pañuelo de Clarita.

Entre melodramas, policiales, cintas cómicas y temas camperos; durante el período mudo, se hicieron más de 200 películas, las más destacadas son las que tienen un clima de tango de Agustín Ferreyra.

José A. Ferreyra realizador cinematográfico argentino en 1920
José A. Ferreyra realizador cinematográfico argentino en 1920

El primer hombre de cine que utiliza en sus producciones un lenguaje cinematográfico fue precisamente, José Agustín Ferreyra (1889-1943), el Negro Ferreyra, quien realiza un cine de autor. La gente concurría a la proyección de la película porque “dan una de Ferreyra”.

Sin embargo, nunca se organizó una verdadera industria, y ni siquiera se conservaron debidamente las películas.

 El Cine Sonoro

Se produjo un punto de inflexión en la historia del cine argentino, con los inicios del cine sonoro.

Programa de cine sonoro del film Tango
Programa del film Tango (1933)
Argentina Sono Film

Con la llegada del sonido, surge en 1933, la verdadera industria del cine nacional. Casi al mismo tiempo nació Argentina Sono Film, con Tango (1933) dirigida por Luis Moglia Barth, donde debutaron Libertad Lamarque, Tita Merello y Luis Sandrini.

Lumiton estrena, una semana después,  Los tres berretines (1933), dirigida por Enrique T. Susini. Los tres temas abordados son el tango, el fútbol y el cine encuadrados en un ambiente de familia. La película fue protagonizada por Luis Sandrini, con Luis Arata y Aníbal Troilo.

Pronto, éstas, y otras empresas llegaron a producir, en estudios propios, unos treinta filmes anuales que exportaban a toda Latinoamérica. Se cotizaban en especial, los melodramas de Libertad Lamarque, las cómicas de Sandrini y, más tarde, también las de Niní Marshall.

Libertad Lamarque cantando
Libertad Lamarque
Retrato de Tita Merello
Tita Merello
Nini Marshall, retrato.
Nini Marshall
Film con Luis Sandrini
Luis Sandrini

En 1938, ya existían 29 galerías de filmación, aunque de equipamiento todavía precario.

Los principales realizadores hasta 1940

Los principales realizadores en esta época de la historia del cine argentino fueron: El prolífico Moglia Barth, a quien ya nos referimos.

Luego tenemos al más prometedor y hábil Manuel Romero realizador de películas como:  La Muchachada de a bordo (1936); La muchacha del circo (1937) y Fuera de la ley (1937) drama policial prohibido en New York; y La vida es un tango (1939), entre otros.

Programa del film La muchachada de a bordo.
La muchachada de a bordo. Programa
Programa de La muchachada de a bordo film con Luis Sandrini
La muchachada de a Bordo

En términos de rigurosidad, en la historia del cine argentino, se destacó Mario Soffici. Fue el autor de Prisioneros de la tierra (1939), según encuestas el mejor filme del cine argentino, y otros dramas sociales y también algunas comedias.

Mario Soffici. Retrato
Mario Soffici
Escena del film Prisioneros de la Tierra
Prisioneros de la Tierra. Mario Soffici

El poeta suburbano Leopoldo Torres Ríos filmó La vuelta al nido (1938), Pelota de trapo (1948) y Aquello que amamos (1959).

Luis César Amadori, retórico pero efectivo, fue el realizador de Dios se lo pague (1947) y Almafuerte (1949)

Arturo de Córdoba, Enrique Chaico en Dios se lo pague
Dios se lo pague. Luis Cesar Amadori.

El creador de comedias burguesas, Francisco Mugica, cuenta en su producción con filmes como Así es la vida (1939) y Los martes, orquídeas (1941).

Escena de la película Así es la vida de Francisco Mugica
Así es la vida. Francisco Mugica

También tuvieron su protagonismo historia del cine argentino los más refinados Daniel Tynaire, Luis Saslavsky, de Alberto de Zavalía y Carlos Borcosque.

Pronto se sumaron Carlos Hugo Christensen con sus dramas y comedias de carga erótica como Safo (1943) y El ángel desnudo (1946).

También los directores de comedias Luis Bayón Herrera y Carlos Schlieper.

Lucas Demare durante una filmación
Lucas Demare

En la historia del cine argentino los principios del cine épico, tenían su representante en el director Lucas Demare con: La guerra gaucha (1942) y Su mejor alumno (1944).

Programa Guerra Gaucha. Exterior.
Programa Guerra Gaucha
Pasaje del film La Guerra Gaucha
La Guerra Gaucha . Lucas Demare

Claves del cine de los ’40

Tres hechos clave de los años ’40 fueron:
En primer término, la formación de la cooperativa Artistas Argentinos Asociados, con buena parte de la “intelligentzia” de la época. En segundo lugar, la crisis por falta de película virgen (consecuencia de la neutralidad argentina durante la segunda guerra mundial). Y en tercer término, la creciente intervención del Estado desde 1944. Con el tiempo, esto se traduciría en formas de censura, listas negras, reparto discrecional de película virgen y créditos blandos que sólo beneficiaron a los comerciantes de ocasión.

La segunda parte de este informe sobre la historia del cine argentino, relata los hitos principales del Cine Argentino de 1945 a 1995, con las grandes figuras de la década del ’50, la creatividad de la generación del ’60, y el tiempo de revancha del cine argentino.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR …

Referencias:

Todo el material gráfico del presente informe está editado digitalmente. La versión personalizada por surdelsur.com, que se muestra en esta página se realizó en base a los siguientes documentos: