Actividad industrial de Argentina

La actividad industrial de Argentina, es una actividad económica fundamental para el crecimiento del país. Su importancia radica en que permite transformar las materias primas en productos terminados para el consumo, o para ser aplicados a otras industrias.

Dentro de la organización de la actividad industrial en el país, la Unión Industrial Argentina (UIA), es uno de los pilares del sector. La UIA representa a 115.000 establecimientos y 1.382.000 de empleos formales en el país.

Panorama de la industria

Estancado desde 2012, el sector industrial conforma el 25,6% del PBI y el 22,4% del trabajo registrado (Telam-2017). Según datos del INDEC la actividad industrial argentina decayó 5% en 2018.

Si bien es cierto, que hay una tendencia global a la merma de la producción. La economía mundial, volvió a crecer en los primeros 6 meses de 2017, después de 6 años de estancamiento. Los principales responsables del crecimiento fueron China e India.

Sin embargo, la actividad industrial argentina atraviesa un período particularmente complicado. Por una parte, la actividad del sector está marcada por la suba de costos internos y el alza de tarifas de servicios, que se suma a la caída del consumo. Además, la devaluación, si bien beneficia a los exportadores, afecta a los productos con componentes importados destinados el mercado interno. Finalmente, el financiamiento con altas tasas de interés, influyen en una caída importante en la inversión, especialmente en el sector de las PyME.

A pesar de la caída del 5% del sector industrial en el 2108, algunos rubros sobresalieron con un incremento de actividad sobre el 2107. Entre los sectores que destacaron por su crecimiento en 2018, están los frigoríficos de carne vacuna que crecieron 9,0% respecto de 2017. Ésta fue la mayor producción de carne vacuna desde 2009. La exportación fue récord de 550.503 toneladas, 78% más en relación a 2017, debido a la mayor demanda China.

Los rubros que le siguen en incremento de producción en 2108 son: los lácteos que ascendieron 8,1%; la preparación de frutas, hortalizas y legumbres, 4,3%; la molienda de cereales, 1,4%; y la elaboración de fiambres y embutidos, 0,9%; y yerba mate, té y café, 0,5%.

Cadena de valor de la industria

La industria es la encargada de agregar valor a la materia prima. Para obtener uno o varios productos, de una misma materia prima, pueden intervenir en su elaboración distintos actores. Solo a modo de ejemplo, presentamos la cadena de valor del trigo, perteneciente al informe de 2018 de la Subsecretaría de Programación Microeconómica.

Cuadro de la cadena de valor de la industria del trigo

Orígenes de la actividad industrial argentina

La actividad industrial argentina, tuvo su origen en la época de la colonización española. Por aquel entonces las industrias manufacturaban productos de carácter doméstico y regional.

Tal es el caso, de la elaboración de vinos en la región de Cuyo. Otro ejemplo, es la refinación de azúcar en la provincia de Tucumán. Los saladeros de carnes de la provincia de Buenos Aires y las tejedurías de las provincias de Córdoba y Santiago del Estero, también representan manufacturas industriales regionales.

El proceso de la sustitución de importaciones

Posteriormente, cuando estalló la Primera Guerra Mundial surgió la necesidad de sustituir las manufacturas importadas, por productos nacionales. Así, se estimuló el desarrollo de las industrias de la pasta de papel, sulfato de aluminio, cemento y textiles. Dentro de los productos textiles prevaleció la industria de la lana, dado que los productos de algodón no contaban con suficiente materia prima.

Cuando terminó la guerra, y se reanudaron las importaciones, sólo algunas industrias persistieron. Las industrias que pudieron continuar en actividad, fueron la del cuero, los frigoríficos, los lácteos y el extracto de quebracho y el aceite de lino. La razón esencial para su subsistencia, era que contaban con materia prima y tenían suficiente mercado interno.

Durante la Segunda Guerra, también se registró una tendencia a la sustitución de importaciones. Al amparo de esta situación, creció la industria liviana, que incluso, se expandió a los países limítrofes de Argentina, como Bolivia, Uruguay y Paraguay.

Para ver información adicional sobre la sustitución de las importaciones consultar Argentina: Actividades económicas >>


La falta de siderúrgicas impidió el desarrollo de la industria pesada. Esto fue así, hasta 1945. Para esa época, comenzó la producción del Altos Hornos de Zapla en Palpalá, provincia de Jujuy. Posteriormente, en 1960, se obtuvieron arrabio y acero en la planta de General Savio, provincia de Buenos Aires.

Para más información sobre la obtención de hierro para la industria siderúrgica ver el informe sobre Minería y energía argentina >>

Políticas para el sector industrial

En términos de políticas económicas que favorecieran la actividad industrial argentina, el estado recurrió históricamente a diversas medidas como ser:

  • Desgravación fiscal de las ganancias reinvertidas en la modernización de la infraestructura y equipamiento.
  • Régimen de protección aduanera respecto de productos similares a los productos nacionales.
  • Franquicias aduaneras para la importación de equipos, para lograr productos más competitivos
  • Franquicias aduaneras para la exportación de productos elaborados.
  • Desde 1944 algunas provincias fomentaron la radicación de empresas en sus territorios.
  • Descentralizar las actividades que se realizaban en la provincia de Buenos Aires.
  • Incentivar la industrialización de materias primas regionales.
  • Crear fuentes de trabajo, elevar el nivel de vida de zonas postergadas, desalentar las migraciones internas, etc.

Sin embargo, la expansión y la recesión fueron constantes en la década del cincuenta. En los sesenta, llegaron capitales extranjeros que no reinvirtieron sus ganancias en el país, sino que apostaron a la especulación financiera.

Distribución de la actividad industrial

El patrón de distribución de la actividad industrial argentina tiene una marcada concentración en el frente fluvial Paraná-Plata lo que configura el Eje Industrial San Lorenzo-La Plata.
En el resto del país la concentración se da en torno a las grandes ciudades generando los Centros Industriales de Córdoba, Mendoza, San Miguel de Tucumán, y en los núcleos regionales agroindustriales como el Centro Industrial de Alto Valle del Río Negro.

A los efectos de ordenar el informe, trataremos el tema por regiones: Polo industrial Paraná- Plata, y luego los Polos industriales Centro, Noreste, Noroeste y Patagonia, según su distribución en las provincias correspondientes a estas zonas.

Polo Industrial Paraná-Plata

Este frente se extiende desde San Lorenzo en el norte de la ciudad de Rosario en la provincia de Santa Fe, hasta la ciudad de La Plata, capital de la Provincia de Buenos Aires. En esta región sobresalen los puertos de Buenos Aires, La Plata, Santa Fe y Rosario.

La ubicación de este eje industrial está determinada por la proximidad de los ríos. Este frente fluvial, por donde históricamente, se exportaron los productos agropecuarios y se importaron maquinarias e insumos.

Vista desde el río, del complejo de la Represa de Salto Grande
Represa de Salto Grande

Otro factor fundamental es, que el eje industrial está en el punto central del esquema radial de comunicaciones de Argentina lo cual facilita la interacción con el resto del país. Además, en esta zona, se ubica la tercera parte de la población total argentina, lo que implica un gran mercado consumidor y una gran fuente de mano de obra.

Este frente fluvial pampeano, también, se caracteriza por la disponibilidad de energía, necesaria para la industria, la cual se obtiene de las usinas termoeléctricas. Un ejemplo de ello, son la usina nuclear de Atucha y las centrales hidroeléctricas de Salto Grande y Yaciretá, principalmente.

Torres eléctricas de alta tensión del complejo Salto Grande. Generación de energía para las industrias del Polo industrial Paraná-Plata
Torres de alta tensión. Salto Grande

Sobre ésta y otras fuentes de energía, se puede consultar el informe sobre Minería y energía argentina >>

Sectores de la producción

De acuerdo a sus características, las industrias, se fueron ubicando en distintos sectores del eje Paraná-La Plata.

Por ejemplo, en el Gran Buenos Aires, se ubican las industrias textiles y del calzado; fábricas de electrodomésticos y automotrices; producción de pinturas, químicos y curtiembres; plantas frigoríficas, lácteas y molinos harineros.

Linea de montaje en planta industrial automotriz
Planta Automotriz

En el sector Campana, Ensenada y San Lorenzo, se encuentran importantes industrias petroquímicas; en Ramallo las siderúrgicas y en Río Santiago astilleros. (Buenos Aires)

Por otra parte, en la Provincia de Santa Fe, en general se ubican frigoríficos, plantas procesadoras de aves, industrias lácteas, molinos harineros, textiles, automotrices y metalúrgicas.

Polo Industrial Centro

Operarios trabajando en planta industrial automotriz
Planta Automotriz

Sin lugar a dudas, la provincia de Córdoba, es un importante centro de desarrollo para la actividad industrial. Hay importantes industrias harineras, lácteas, aceiteras, mecánicas, maquinarias agrícolas y automotrices.

Actividad industrial argentina: Autopartes de la industria automotriz
Industria de Autopartes

En las sierras pampeanas y Cuyo predominan los vinos, conservas de frutas y legumbres, aceiteras, envases de hojalata, cemento y refinerías de petróleo en Luján de Cuyo.

Por otra parte, en Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires, sobresalen petroquímicas, frigoríficas y harineras. Mar del Plata, en cambio, es un centro de producción textil y pesquero.

Polo Industrial Noreste

La actividad industrial argentina en la región noreste, está compuesta por las curtiembres y desmotadoras de algodón principalmente en la provincia de Chaco. También en las provincias de Misiones y Chaco, abundan los aserraderos. Otra de las industrias que se asienta en Misiones, es la industria del papel. Las industrias tabacaleras, de yerba mate y té, han prosperado en las provincias de Misiones y Corrientes. La provincia de Corrientes, se caracteriza por la industria de los jugos cítricos y las arroceras.

Polo Industrial Noroeste

Proceso de fabricación del azúcar
Fabricación de azúcar

En el Noroeste se destaca la industria de elaboración y refinación de azúcar, papel, y alcohol, además de aserraderos y tabacaleras, en los valles de Salta, Jujuy y Pidemonte de Tucumán.

Planta industrial de procesamiento de la caña de azúcar
Planta de procesamiento de la caña de azúcar

Por otra parte, encontramos industrias vitivinícolas en Salta. El complejo siderúrgico en Palpalá con mineral de hierro de Zapla, pertenece a Jujuy. También, hay refinerías de petróleo en Campo Durán, Salta.

Plataforma industrial YPF para la refinación del petróleo
Refinerías de Petróleo

Frente Industrial Patagonia

Refinería industria petrolera
Refinería de Petróleo.

En la Patagonia se levantan refinerías de petróleo de Comodoro Rivadavia y Plaza Huincul. Tenemos industrias de aluminio en Puerto Madryn, además de lavaderos de lana, curtiembres, frigoríficos e industrias pesqueras.
En Río Negro existen plantas agroindustriales de conserva de legumbres y frutas y producción de sidra y vinos.

Para profundizar en el tema, sugerimos ver el informe sobre las diferentes actividades económicas de Argentina >>

Bibliografía: