Ganadería en Argentina

Panorama de la ganadería en Argentina

La ganadería en Argentina, es una de las actividades económicas más importantes. La producción ganadera argentina, contaba en 1988, con 75 millones de cabezas de ganado que incluyen vacunos, lanares, porcinos y equinos; de acuerdo con las cifras del Censo realizado por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Las cabezas de ganado se redujeron a 69 millones según el censo del 2002. Del monto total de cabezas de ganado, en proporción corresponden aproximadamente el 60% al ganado bovino de razas refinadas, el 30% a ganado ovino, y el 10% restante al resto.

De acuerdo, a la opinión de algunos representantes del sector ganadero bovino, en los últimos sesenta años se habrían perdido 120 frigoríficos, más de 15.000 empleos y 10 millones de cabezas de ganado. El promedio histórico de cabezas de ganado bovino, con algunos altibajos en la última década, es de 54 millones de bovinos.

Según el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), a marzo de 2018 se contabilizaron 54.816.050 de animales. El stock ganadero bovino muestra una recomposición del 2,7% con respecto al mismo periodo del 2017. Es decir que las actuales existencias bovinas son las mayores de la última década, tomando como referencia el 2008 con algo más de 48 millones de animales.

Producción y exportación de carne

La producción de carnes fue de 3,13 millones de toneladas en 2005, el 2013 cerró con un estimado de 2,84 millones, una baja de casi 10%. En 2005, la Argentina fue el tercer exportador de carne del mundo, con 771.000 toneladas. En 2012, con las 183.000 toneladas vendidas, cayó al puesto número 11. En 2018, la Cámara de la Industria y Comercio de Argentina (CICCRA), estaría indicando que la producción de carne fue de 3,0 millones de toneladas. En tanto, se exportaron 328.327 toneladas, 72,1% más en comparación al mismo periodo de 2017, convirtiéndose en el 6° exportador mundial de carne vacuna.

La carne, producto central del sector ganadero, tiene que abastecer la demanda interna de por si elevada. En Argentina cada habitante consume en promedio 60 kg. de carne por año.

Ejemplar de ganado bovino Aberdeen Angus
Ejemplar raza Aberdeen Angus

El excedente se exporta. Las carnes argentinas son reconocidas por su calidad en el mercado internacional. Se destacaban, por provenir de ganado ovino alimentado con pastos naturales, dada la existencia de grandes llanuras de pastoreo. La Argentina, recién incorporó la práctica del feedlot a comienzos de la década del ‘90.  Con este sistema, el ganado, se cría de forma intensiva en corrales, alimentándose a base de cereales, suplementos proteicos y vitamínicos. El 40% del total de la faena, corresponde a animales de feedlot. Sin embargo, parecería ser el futuro de la ganadería, dado que la emisión de gas metano, que se deriva de manera natural del proceso digestivo de los rumiantes, es casi nula en los feedlot.

En rigor, las razones de la utilización del feedlot, fueron económicas. La ganadería, perdió superficie frente al boom de la soja, quedando menos campos disponibles para el pastoreo. De esta manera, para incrementar la producción y llegar a un animal de 300 kilos, con feedlot hacen falta entre 12 y 18 meses. En tanto que con pasturas naturales se requiere un mínimo de dos años. Sin embargo, esto ha dado lugar a una nueva oportunidad para los criadores de ganado orgánico.

Producción y exportación de leche

La producción de leche en 2013 fue de 11.100 millones de litros, 10% por encima de los 10.111 millones de 2000. (SRA). Sin embargo, desde hace unos 15 años, la producción se encuentra estancada. Se producen 10.000 millones de litros anuales. Los problemas sectoriales sobre rentabilidad y baja eficiencia sumado a las inundaciones de 2016, 2017 y el impacto de la posterior sequía, no ayudaron a su recuperación. A pesar de ello, la producción de leche obtuvo un crecimiento 7,3% en el primer semestre de 2018.

Las exportaciones de productos lácteos fueron de 170.266 toneladas, es decir que aumentaron 24,3% en volumen entre enero y agosto de 2018, en comparación con igual período de 2017. (Secretaría de Agroindustria)

Origen del ganado vacuno y caballar

Los ejemplares de ganado vacuno y caballar que fueron abandonados por los conquistadores españoles, encontraron en la zona pampeana inmejorables condiciones. Gracias a los abundantes pastos, el clima benigno y las aguadas, la ganadería vacuna y caballar se reprodujo en forma extraordinaria, ofreciendo el asombroso espectáculo de las manadas de ganado cimarrón.

Recién en el siglo XVIII se comenzó a valorizar el cuero, y surgieron las vaquerías, recogidas de ganado silvestre que se mataban para aprovechar el cuero, el cebo y la grasa.

Caballos en el campo
Equinos

Debido a la matanza indiscriminada, hacia 1718 las grandes manadas ya se habían extinguido. Afortunadamente las vaquerías también sirvieron para poblar estancias y domesticar el ganado cimarrón. El censo realizado en 1713 dio por resultado que la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires contaba con 31.550 cabezas de ganado repartidas en 26 estancias. Hacia fines del siglo XVIII se comercializaban unos 800.000 cueros anuales, la oferta de carne excedía largamente el consumo.

Ganado en el campo
Ganado bovino

Desde el 1600, hay registros de que se utilizaba la sal para conservar las carnes, pero era un bien escaso. Recién en 1784 se organizó un saladero de envergadura en la Banda Oriental llamado Colla. El mismo, organizó la extracción de sal en las salinas patagónicas, procesaba el producto, y tenía su propia flota para exportarlo a España. La primera raza pura, que arribó a Argentina es la Shorton. A comienzos del siglo XIX llegaron los Hereford. Luego hacia fines del mismo, los Aberdeen Angus y los Polled Hereford, todas razas de origen inglés.

Historia del ganado ovino y caprino

El ganado ovino y caprino, fue introducido en 1549 vía Asunción, dando origen a la actual raza ovina Criolla. Se difundieron en el Litoral y el Norte del territorio, dado que allí se contaba con la mano de obra necesaria para el mantenimiento y esquila. En algunas zonas del norte argentino, la oveja llegó a desplazar al cultivo del algodón, por su menor costo en mano de obra. A partir de la independencia, la producción cobró un nuevo impulso. La posibilidad de la exportación de lanas, dio lugar a la introducción de razas de lanas de calidad, especialmente las Merino. A fines del siglo XIX Argentina era el tercer productor y exportador de lana en el mundo.

Es importante destacar que las Actividades económicas en Argentina, nacieron a partir de un modelo agro-exportador que persistió desde la época de la colonia hasta las primeras décadas del siglo XX. Para un panorama más completo sobre el modelo agro-exportador y el desarrollo de las actividades económicas en nuestro país sugerimos ver: Argentina: Actividades económicas

Distribución de ganado por zonas

Mapa de Argentina de tipos de climas, identificados por color
Mapa de tipos de climas
Mapa de zonas geograficas, diferenciadas por color
Mapa de zonas geográficas de Argentina

En los mapas se puede observar a que zona geográfica corresponde cada uno de los climas para conocer la distribución del ganado en el territorio de Argentina.

Ganadería zona templada

Ganado bovino zona templada

Ejemplar de ganado bovino Shorton
Ejemplar bovino Shorton

El ámbito templado tiene excelentes condiciones climáticas y su suelo proporciona pasturas naturales, ideales para la cría de ganado. En la llanura pampeana se concentra el 80% de la existencia bovina.
Las razas destinadas a la producción de la carne son: Shorthorn, Hereford, Aberdeen-Angus y Charolais.

Razas bovinas lecheras zona templada

Tambo con vacas Holando Argentina
Tambo ejemplares Holando -Argentina

El bovino destinado a la producción de leche, se cría en las zonas próximas a los centros urbanos. Una gran parte de los tambos se encuentran en la provincia de Buenos Aires, y abastecen a la ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires, primer centro consumidor de leche fresca. La raza destinada a la producción de la leche es la Holando-Argentina. Las regiones tamberas alejadas de los grandes centros de consumo, como el oeste de la provincia de Santa Fe y el este de la provincia de Córdoba destinan su producción a la elaboración de manteca, quesos, dulce de leche, leches larga vida y en polvo.

Ganado ovino zona templada

Ganado Ovino en corral
Ganado ovino

El 30% del ganado ovino corresponde básicamente a la raza Lincoln y Corriedale.

Cría de Porcinos

Más del 90% de la cría de porcinos está destinada al consumo interno. El área de cría de los porcinos coincide con la zona tambera y de cultivo de maíz.

Avicultura, apicultura y cunicultura en zona templada

Los dos centros más importantes de producción en avicultura, apicultura y cunicultura son Entre Ríos y Buenos Aires en las zonas de Pilar y Escobar.

Ganadería zona subtropical

Ganado bovino zona subtropical

Ejemplar de ganado bovino Hereford
Ejemplar bovino Hereford

La ganadería de la zona subtropical representa el 19% del stock nacional. La región del noreste argentino aporta 9.921.355 cabezas de ganado de los 51 millones de bovinos totales del país. El NEA, noreste argentino, es la segunda región productora de vacunos más importante después de la llanura pampeana. La provincia de mayor producción es Corrientes con un 10% del stock.

Le siguen Chaco, Formosa y Misiones con el 9% restante. (INTA) En las provincias de Misiones y Corrientes se desarrolló la crianza intensiva sobre pasturas naturales, de bovinos de raza Criolla y Hereford. En algunos establecimientos ganaderos se reproduce con éxito el Cebú. En la llanura chaqueña el ganado vacuno está cruzado con razas europeas o Cebú.

En el NOA, noroeste argentino, la ganadería no es importante. Predominan las razas tipo criollo y lecheras.

Ganado ovino zona subtropical

En el NEA prevalece en los ovinos la raza Criolla. En tanto en el NOA entre los lanares sobresale el Karakul, animal del que se obtiene el “astracán”.

Ganadería zona árida

La franja de zona árida tal como se ve en el mapa se extiende de norte a sur, desde la Puna hasta la Patagonia.

Ganadería de lanares caprinos y llamas de zona árida

LLamas en el campo
Cría de llamas

En la zona de la Puna las condiciones climáticas son adversas para la cría de ganado. Existen en número reducido lanares y caprinos, los más importantes son las llamas utilizadas como animal de carga y productor de lana. En las sierras pampeanas, abunda el ganado caprino, del cual se aprovecha carne, cuero y leche para fabricación de quesos regionales.

Ganadería ovina de la zona árida

Ovejas pastando
Ejemplares de ganado ovino

En la Patagonia predomina el ganado ovino de las razas Corriedale, Merino Argentino y Australiano y Romney Marsh, cuya lana es de excelente calidad.

La cría de ovinos en la zona árida del norte no es importante y corresponde lanas gruesas de la raza criolla.

Para completar el panorama de la explotación agropecuaria, se sugiere ver el informe sobre Agricultura argentina, y también el desarrollo de las restantes Actividades económicas en Argentina

Bibliografía: