La Casa Histórica de la Independencia o Casa de Tucumán es la casa en donde se proclamó la Independencia de Argentina el 9 de julio de 1816. Declarada en 1941 Monumento Histórico Nacional, desde 1943 alberga el Museo Casa Histórica de la Independencia.

GALERÍA

Postales de la Casa de Tucumán

Casa Histórica de la Independencia. FachadaSala de la Jura de la Independencia de Argentina Casa HistóricaCasa Histórica Salón de ExposiciónCasa Histórica de la Independencia Sala de exhibiciónCasa Histórica. Primer patio con aljibeCasa Histórica. Galería del primer patio.Casa Histórica de Tucumán- Primer patioCasa Histórica. Patio de Homenajes, mástil y murales de Lola MoraGalería de las Placas. Casa Histórica de Tucumán

DESCRIPCIÓN

Casa Histórica de la Independencia. FachadaSala de la Jura de la Independencia de Argentina Casa HistóricaCasa Histórica Salón de ExposiciónCasa Histórica de la Independencia Sala de exhibiciónCasa Histórica. Primer patio con aljibeCasa Histórica. Galería del primer patio.Casa Histórica de Tucumán- Primer patioCasa Histórica. Patio de Homenajes, mástil y murales de Lola MoraGalería de las Placas. Casa Histórica de Tucumán

Casa Histórica: Museo Nacional de la Independencia

El Museo Casa Histórica de la Independencia quedó inaugurado el 24 de septiembre de 1943. El Museo recibe anualmente unos doscientos mil visitantes.

Actualmente, el Museo Casa Histórica de la Independencia cuenta con 700 piezas. Forman parte de la exposición permanente mobiliario, armamento, objetos de uso personal, vajilla, ornamentos, objetos de culto católico, pinturas religiosas, retratos, monedas y medallas conmemorativas de los siglos XVIII y XIX.

También dispone de distintos recursos educativos y académicos que son de acceso virtual. Estos incluyen material didáctico, propuestas interactivas, aplicaciones para experimentar y complementar la visita en el museo.

El Museo presenta un área de exhibición permanente con acceso público, y el personal del Museo ofrece visitas guiadas. Para informarte sobre la modalidad de las vistas individuales o grupales y horario consultá

La Casa de Tucumán integra el Paseo de la Independencia, un recorrido peatonal que abarca la calle Congreso, 1º y 2º cuadra, uniendo el Museo Casa Histórica con la Plaza Independencia, epicentro del casco histórico.

Origen de la Casa de Tucumán

La casa original fue construida durante la década de 1760 por el comerciante Diego Bazán y Figueroa, para ser otorgada como dote al matrimonio de su hija Francisca Bazán con el español peninsular Miguel Laguna.

Entre 1812 y 1816 funcionó como cuartel de las tropas que combatieron en la Batalla de Tucumán. En 1814 el gobernador de Tucumán Bernabé Aráoz (1776-1824) ordenó repararla y luego la alquiló a su dueña original, Francisca Bazán.

Desde febrero de 1816 hasta 1817 la casa de los Bazán de Laguna, fue sede del Congreso General donde los representantes de la Provincias Unidas el 9 de Julio de 1816, firman el Acta de Declaración de la Independencia de Argentina, precisamente en el único espacio de la casa que pudo ser preservado en su estado original: el Salón de la Jura.

A partir de 1817 la casa tuvo destinos diversos y distintos dueños, sin embargo con el tiempo, la propiedad regresa al patrimonio de las tataranietas de su primera propietaria. Hacia 1969, las dueñas deciden encargar las fotografías de la Casa a Angel Paganelli, con el objeto de alertar a las autoridades respecto del mal estado de conservación del edificio.

La foto que hizo historia

En 1869 con su cámara de madera, Ángel Paganelli fotógrafo italiano, fotografió a uno de sus hijos en la puerta de la Casa Histórica junto al conductor del carro que llevaba su laboratorio ambulante. Paganelli nunca imaginó que su fotografía haría historia.

El fotógrafo Ángel Paganelli pudo registrar su frente y uno de sus patios, a pedido de la familia, a fin de concientizar al gobierno del ruinoso estado en el que se encontraba.

Gracias a esta foto el arquitecto Mario José Buschiazzo pudo reconstruir, un siglo después, la fachada original de la casa donde se declaró la Independencia.

Fotografía de la Casa de la Independencia

La casa se transforma y se demuele

La casa histórica de la Independencia convertida en Correo

La Casa se convierte en Correo

En 1874 el estado nacional compra la casa por 200 pesos. Por el deterioro de la construcción se demuele el frente y las habitaciones del ala derecha del primer patio y se convierte en oficina de Correos y Telégrafos Argentinos y las del Juzgado Federal.

Casa histórica. Sala de la jura protegida por un templete.

La Casa se demuele excepto el Salón de la Jura

Posteriormente en 1902, en vista del creciente deterioro, el presidente Julio A. Roca, aprueba la construcción de un templete que protegiese el Salón de la Jura, en tanto el resto del solar sería demolido.

Debido a su deterioro, en 1904 se decidió demoler el edificio en su totalidad, dejando en pie solamente el Salón de la Jura protegido por un gran templete al que se accedía atravesando un gran patio, coronado por los relieves en bronce de Lola Mora.

Declaración de Monumento Histórico Nacional

En 1941 la Casa de la Independencia fue declarada Monumento Histórico Nacional. Posteriormente el gobierno nacional del general Pedro Pablo Ramírez ordenó su reconstrucción. Es entonces que una comisión especial, integrada por, Martín Noel, Mario J. Buschiazzo, Alejandro Figueroa y Ricardo Levene, plantea un proyecto de reconstrucción de la casa para restituir su estado original en los tiempos del Congreso de Tucumán.

Reconstrucción de la Casa Histórica

Aprobada la reconstrucción por la Provincia de Tucumán, el arquitecto designado fue el mismo Mario J. Buschiazzo. La tarea de reconstrucción se basó en la fotografía de 1869 de Angelo Paganelli y en los cimientos encontrados en las excavaciones previas a la reconstrucción. El Museo Casa Histórica de la Independencia quedó inaugurado el 24 de septiembre de 1943.

Cómo es la Casa Histórica de la Independencia

Casa Histórica de la Independencia Infografía

Se omitieron las habitaciones que separaban el segundo patio del tercero, para facilitar la circulación y porque los mismos databan de varias décadas después del año de la Declaración de la Independencia.

El tercer patio de la casa fue reemplazado por un patio de inspiración más moderna. La mitad del mismo está ocupado por la Galería de las Placas, donde pueden leerse centenares de placas recordatorias colocadas por entidades públicas y privadas en homenaje a la Declaración de la Independencia.

Su parte posterior es el Patio de Homenajes, un patio abierto entre dos paredes, que contienen dos grandes bajorrelieves realizados por la escultora Lola Mora: uno de ellos rememora los hechos de la Revolución de Mayo de 1810, más precisamente la manifestación popular del día 25; el segundo representa la votación por aclamación de la Declaración de la Independencia, del 9 de julio de 1816.

El fondo del patio, protegido por una alta reja ornada, da acceso a la Casa Histórica de la Independencia desde la calle. Desde allí accede el público en las ocasiones en que se realizan actos de homenaje; el patio posterior contiene también un mástil, en que se suele enarbolar la Bandera Nacional.

Cuáles son los colores de la casa de Tucumán

Recién en 1943 el gobierno del general Pedro Pablo Ramirez ordenó su reconstrucción, pero por un error se la pintó de amarillo y verde en desmedro de sus colores originales.

Los colores amarillo y verde se originaron en el óleo sobre madera que el artista Genaro Pérez realizó a finales del siglo XIX, titulado Frente de la casa en que se reunió el Congreso de Tucumán, 1816, cuyo original se encuentra actualmente en el Museo Histórico Nacional.

Un estudio histórico de 1996 determinó que debía tener los colores blanco y azul; los colores patrios aprobados por la Asamblea del Año XIII.

Documentos existentes en el Archivo Histórico de la Provincia de Tucumán dan fe que el Congreso de 1816 encargó la compra de pintura «Azul Prusia» para puertas y ventanas de la casa y de cal para blanquear los muros.

ATRACCIONES

UBICACIÓN

Mapa y Dirección