Museo de la Industria Azucarera Casa Obispo Colombres

El Museo de la Industria Azucarera funciona en la casa que perteneciera al Obispo Colombres. El Museo permite conocer los comienzos de la industria azucarera y la evolución de la actividad que marcó un hito en la historia económica de la provincia.. La Casa del Obispo Colombres fue declarada Monumento Histórico Nacional en agosto de 1941.

GALERÍA

Postales del Museo de la Industria Azucarera

Museo de la Industria Azucarera, Casa Obispo ColombresMuseo de la Industria Azucarera, Casa Obispo Colombres Fachada y aljibeMuseo de la Industria Azucarera. GalpónMuseo de la Industria Azucarera. Galpón y bueyesMuseo de la Industria Azucarera. Sala de exposición

Cómo es el Museo de la Industria Azucarera

El Museo de la Industria Azucarera funciona en la casa que perteneciera al Obispo José Eusebio Colombres, ubicado en lo que es actualmente el Parque 9 de Julio.

El Obispo Colombres, fue congresal de 1816 y uno de los fundadores de la industria azucarera en Tucumán. Este religioso instaló en 1821 el primer trapiche azucarero que hubo en la provincia.

El Museo de la Industria Azucarera, en la Casa Obispo Colombres permite conocer los comienzos de la industria azucarera y la evolución de la actividad que marcó un hito en la historia económica de la provincia. El Museo cuenta con renovadas instalaciones, recursos e iluminación que ilustran la historia del cultivo estrella de la Provincia de Tucumán: La caña de azúcar y su posterior industrialización. Muy interesante exposición de enseres originales, herramientas, fotografías e infografías con el entorno de un escenario colonial de principios del s. XIX

La Casa del Obispo Colombres fue declarada Monumento Histórico Nacional en agosto de 1941.

Casa Colombres

La Casa Colombres, es una casa de dos plantas y es la vivienda de altos suburbana más antigua de la ciudad. Construida a principios del siglo XIX, en lo que eran las afueras de la ciudad, en las proximidades del Río Salí que por sus características topográficas se la llamaba “El Bajo”.

El edificio principal, destaca por su característica fachada colonial. Las construcciones secundarias, la cocina y el galpón, se suman a este complejo productivo.

En su interior se conservan los muebles que pertenecieron a su dueño, el Obispo Eusebio Colombres. También cuenta, con algunos retratos de próceres argentinos pintados por Lola Mora y colecciones de monedas y billetes antiguos.

1° trapiche azucarero

Muy cerca de la casa, se alza el primer trapiche azucarero, que hubo en Tucumán. Está construido en madera de quebracho, y formaba parte de las instalaciones destinadas a la fabricación de azúcar.

En una construcción contigua se guardan las viejas pailas, las cucharas y el calicanto. Próximo a una de las paredes laterales de la vivienda está instalado el trapiche a vapor que remplazara al anterior en los últimos años del siglo pasado.

Emplazada en el El Bajo

En ese entonces la Casa Colombres lugar donde actualmente se aloja el Museo de la Industria Azucarera, estaba emplazada en una zona de chacras y quintas, en las afueras de la ciudad, en las proximidades del Río Salí.

Esta zona, era conocida como “El Bajo” por sus características topográficas. Es así, como estas tierras bajas y pantanosas, fueron luego expropiadas por el Gobierno Provincial, y se convirtieron a partir de los festejos del Centenario en 1916, en el Parque 9 de Julio paseo obligado de la capital tucumana. La forestación  y ornamentación fue realizada según un proyecto del destacado arquitecto y paisajista francés Charles Thays.

El Museo de la Industria Azucarera es el principal atractivo turístico del Parque 9 de Julio principal espacio verde de la ciudad.

Lago San Miguel en Parque 9 de Julio, San Miguel de Tucumán
Lago San Miguel en Parque 9 de Julio

Parque 9 de Julio

Principal paseo verde de la capital tucumana. Está ubicado hacia el este y próximo al casco histórico. presenta imperdibles atractivos como el Lago San Miguel, la Casa del Obispo Colombres y El Rosedal

Origen de la Casa del Obispo Colombres

José Eusebio Colombres (1778-1858) fue un político y religioso argentino, nacido en Tucumán. Su casa natal es actualmente el Museo del Folklore en el Casco Histórico de la ciudad. El Obispo fue además, diputado por Catamarca durante el Congreso de Tucumán en donde se declaró la Independencia el 9 de julio de 1816.

Después de la Independencia, Colombres regresa a Tucumán, donde decide en 1821, instalar una extensa plantación de caña de azúcar en tierras propias. Importó maquinarias extranjeras y nuevas técnicas, como los molinos. Estableció así el primer ingenio azucarero de la provincia de Tucumán.

Precisamente, fue este un punto de inflexión en la historia de la provincia dado que el cultivo de la caña y la producción del azúcar transformaron la economía de Tucumán. En la década de 1950 llegaron a funcionar en la provincia 26 ingenios dedicados a la molienda del azúcar. En la actualidad, la industria de caña de azúcar sigue siendo uno de los motores de la producción en Tucumán.

MÁS ACTIVIDADES

UBICACIÓN

Mapa y Dirección

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR